Detalle de una miniatura en la que se representa a Timarete pintando a Diana (1400-1425). La original se conserva en la British Library.

Mujeres pintoras… Las primeras que hicieron historia

Detalle de una miniatura en la que se representa a Timarete pintando a Diana (1400-1425). La original se conserva en la British Library.

Las primeras mujeres pintoras… Una historia real

 

El arte es una palabra en masculino. Pero ¿Cómo es que al plural se convierte en femenino? no sólo porque los pintores han privilegiado siempre a las mujeres para protagonizar sus propios cuadros, sino y porque sobre todo, desde la antigüedad han sido tantísimas las pintoras las que han ido marcando la Historia del Arte, repetidas veces silenciosa y discretamente…

Aunque los libros de texto o manuales del Arte no hayan aportado la suficiente justicia a las artistas afirmadas, afortunadamente hoy día se ocupan de ellas  los libros dedicados a las mujeres en el arte y en la arquitectura, acompañando las exposiciones por ejemplo.  Así como en sendas presentaciones en  los perfiles de algunas redes sociales, que las aclaman y las celebran.

 

Esther y Asuero. Artemisia Gentileschi. Metropolitan de New York

 

Hay que remontarse a los inicios de la  historia de nuestra civilización grecorromana. Si bien algunos autores griegos y latinos en sus escritos hayan hablado de pintoras y mujeres artistas como Timarete, Kalypso, Aristarete. Iaia y Olympas, en realidad es aún difícil establecer quién fue la primera pintora de la historia.

Cabe recordar que hasta el siglo XVI la aportación femenina se demostró reducida en el Arte, aunque sabemos de la existencia de numerosas monjas que en el XV, ya cosecharon variados éxitos como Antonia Doni y Plautilla Nelli, mientras que en el curso del Renacimiento las mujeres obtuvieron por fin la debida atención en el universo del arte, por ello se considera como primera pintora a Lavinia Fontana (a cuya biografía y carrera ya les dediqué un artículo en Mujeres Valientes).

 

Judith deguella a Olorfenes. Artemisia Gentileschi. Museo de Capodimonte

 

 

Entre los siglos XVI y XVII, al mismo período, pertenece también Sofonisba Anguissola, muy apreciada por sus retratos, en particular por el realismo en las expresiones de los personajes, si bien una de las pintoras más famosas de esta misma época histórica fue la celebérrima  Artemisia Gentileschi. Referida al mismo siglo recordamos a Elisabetta Sirani, célebre por sus pinturas alegóricas dedicadas a temas sagrados, la cual para responder a las acusaciones de que no fuese ella la autora de sus cuadros se puso a pintar algunos lienzos delante de sus clientes.

 

Siguió Fede Galizia, Giovanna Garzoni y Ginevra Cantofoli

 

Entre los siglos XVIII y XIX, se destacan nombres de mujeres artistas como Elisabeth Vigée Le Brun, la pintora de corte de la reina Maria Antonietta, famosa por los retratos de su reina acompañándola en su  triste destino, y Susanne  Valadon, madre del pintor Maurice Utrillo, modelo de Renoir y pintora muy apreciada por Degas. Valdon fue la primera mujer admitida en la Société Nationale des Beaux-Arts, por sus bodegones y paisajes así como también por sus retratos y desnudos.

Entre las pintoras de 1800, citamos a Rosa Bonheur, célebre no solo por sus cuadros centrados en los caballos sino y sobre todo por su estilo de vida anticonformista. Bonheur era homosexual y no lo escondía, vistiendo ropa masculina, fumando puros y luciendo el pelo corto… ¡con mucho valor! Quizás, por este motivo esté considerada una de las promotoras del feminismo.

 

Otras famosas, mas no escandalosas para la época, fueron la conocida Rosalba Carriera, excelente retratista, y la afirmada Angelika Kauffmann, pintora de retratos y temas históricos

 

Hasta finales del XIX las mujeres no estaban admitidas en las escuelas y en las Academias de Bellas Artes, solo a partir de 1900 serán admitidas oficialmente. Cosa que no impidió a Berthe Morisot, ideadora con Manet del Impresionismo,  convertir su nombre en una celebridad de la Historia del Arte. Su papel no le fue efectivamente reconocido, de hecho sobre su tumba y en su certificado de muerte  no resulta reconocida como pintora, sino como esposa y sus labores.

Así pues,  en el transcurso de 1900, se registra una feliz y grande apertura para las mujeres cuando se les abren las puertas de las Academias de Bellas Artes y con la llegada de las vanguardias, el contexto cultural cambia de manera que también las mujeres logran obtener mayor espacio en el mundo del Arte.

En el nuevo siglo, rememoremos la pintora del Art Déco, Tamara de Lempicka, conocida por su autorretrato en el Bugatti verde, la impresionista Kathe Köllwitz, la abstractista Carla Accardi -que ahora expone en el palacio de las Exposiciones de Roma-  y Sonia Terk Delaunay, pintora cubista que revolucionó el universo de la pintura fundiéndolo con el de la artesanía.

Y entre estas firmas, sobresale, como no podía ser de otra manera,  la de Frida Khalo, pintora surrealista famosa por sus autorretratos convertida en icono feminista, símbolo de fuerza y valor.

 

Yayoi Kusama: Infinity Mirrored Room—Hymn of Life - Latitude 65 ...

 

Llegados a la contemporaneidad, actualmente dedicadas a su trabajo, contamos con artistas y pintoras a las que se les reconoce tanto desde el mundo del arte como el del público, una merecida calidad. Se destacan Yayoi Kusama (figura central en una de mis últimas reseñas) identificada en todo el mundo por sus lunares; Georgia O’Keeffe, madre del Modernismo americano.

Jenny Saville, famosa por sus desnudos gigantescos; Bridget Riley, fundadora y principal exponente de la Op Art; Marlene Dumas, que para sus cuadros toma inspiración de fotos polaroid hechas por ella misma o escenas sacadas de  material pornográfico; y Julie Mehretu, que se distingue por sus cuadros enormes evocando mapas.

Y muchas más… Todas Mujeres Valientes, de gran valor creativo, que no dudaron en sacar adelante su talento, cuya larga lista sobrepasaría  el espacio dedicado a las Mujeres en el Arte de esta cabecera. A ellas también, que luchan por abrirse camino en el Arte va mi más sincera admiración y ánimo para el 8 de marzo, fecha que quiere insistir en la igualdad entre los seres humanos, sea cual sea su género.

 

Carmen del Vando
mjandrade@rtva.es
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.