2024… Año Nuevo, nuevos propósitos desde el extranjero

 

 

Renovando prioridades: una mirada al 2024 desde el extranjero

 

El comienzo de un nuevo año es siempre un momento lleno de esperanzas y oportunidades, para mi es el momento de pensar de manera positiva, ¡es el momento de los buenos propósitos!

Algunas personas se apuntan al gimnasio, otras hacen dieta, otras aprenden un idioma… Se hace un esfuerzo por comenzar el 2024 con buen pie, aunque no todo el mundo tiene la misma fuerza de voluntad.

Mientras me tomo un té, he decidido escribir mi listado de propósitos para el 2024, y me llama la atención lo que han cambiado mis prioridades en estos últimos años. Antes, para mí lo más importante era tratar de integrarme lo antes posible, mejorar el idioma, ayudar a mis hijas en la transición entre un país y otro… Ahora mi listado es diferente:

  1. Intentar llevar una vida más sana

Comienza mi lucha contra el azúcar. Reconozco que lo que más me cuesta es lo de la dieta, tengo un problema con el azúcar, lo sé, pero este año me gustaría ganar la batalla a los dulces, aunque de momento no lo llevo muy bien. No sé si os pasa a vosotras, pero yo cuando estoy estresada, siempre acabo comiendo un trozo de tarta, o algo de chocolate, o chuches… Y este es un hábito terrible.

De momento, estoy intentando cuidarme y estoy tratando de hacer algunos ejercicios de relajación, salgo a pasear con mi perro siempre que puedo, y estoy probando la acupuntura. El siguiente paso es intentar hacer algo más de ejercicio, ¡a ver si deja de hacer tanto frío y me animo a ir a la piscina!

 

 

  1. Cuidar el bienestar emocional

Siempre asocio la vida sana al bienestar emocional. De hecho, cuando estoy más tranquila y más relajada, es cuando consigo llevar una dieta más sana y equilibrada.

Desde que llegué me ha llamado la atención la gran importancia que se le da en este país a la salud mental. En los colegios estamos muy pendientes de todos los alumnos con necesidades especiales, y recibimos formación continua para tratarlos de la manera adecuada. Al mismo tiempo, nuestra profesión tiene una carga de estrés bastante grande, por lo que cuidar nuestro bienestar emocional juega un papel muy importante.

  1. Prestar más atención a los amigos de aquí y los de allí

Esto puede parecer un doble esfuerzo, pero creo que es una doble satisfacción porque puedo contar con muchos amigos tanto aquí como allí. Tengo mi corazón dividido entre España e Inglaterra, ¡pero me siento muy afortunada!

Los que me conocen saben que me gusta felicitar a mis amigos por sus cumpleaños, mandarles un mensajito o un audio para ver como están, llamarles de vez en cuando… Sin embargo, no siempre lo hago, bien por falta de tiempo o bien porque al final del día acabo tan agotada que me quedo dormida en el sofá y me olvido del resto del mundo… Sé que estas desconexiones son necesarias, pero pienso que también tengo que intentar buscar ese huequecito para contactar con todas esas personas que para mí son importantes.

 

 

  1. No dedicar tanto tiempo al trabajo

Este es uno de mis grandes retos. Me encanta mi trabajo, y le dedico muchísimo tiempo dentro y fuera del colegio. Disfruto preparando clases, buscando nuevos recursos y probando nuevas metodologías. Sin embargo, soy consciente que, por mi salud mental, tengo que aprender a desconectar, a hacer otras actividades, a relajarme, ¡a no hacer nada! Porque todo en esta vida no es trabajar, y porque me merezco dedicarme más tiempo a mí misma (esto es aplicable a todas y cada una de las mujeres valientes que me estáis leyendo).

  1. Buscar nuevas oportunidades laborales.

Esto puede parecer una contradicción ya que, como he dicho anteriormente, estoy encantada con mi trabajo. Mi colegio me gusta mucho y pienso que tengo suerte por toda la gente bonita que he conocido allí. Sin embargo, viene una época de cambios, en diferentes aspectos, y pienso que es positivo ver las ofertas laborales de otros centros, por lo que pueda pasar. Además, pienso que es bueno tantear como está el mercado de cara a tomar las mejores decisiones en mi futuro laboral.

  1. Volver al hábito de la lectura

Me encanta leer, me relaja y me ayuda a desconectar. Sin embargo, cada vez le dedico menos tiempo, ¡y eso no puede ser!

Cuando estaba en Londres mi amiga Lola Llatas, solía acudir a un club del libro muy divertido junto a otras españolas. El club sigue existiendo, pero yo ya no voy tan a menudo. La verdad es que cada vez estoy más cansada, especialmente en esta época del año. El invierno aquí es muy largo, hace mucho frío y a veces me siento como un oso hibernando, ¡hasta que no empieza el buen tiempo me da pereza salir!

  1. Exploración de la ciudad

Ya son ocho años los que llevo viviendo en Londres, ¡y parece que llegué ayer! Durante todo este tiempo me he recorrido sus barrios, sus mercadillos, sus parques, y he descubierto muchos rincones con encanto. Sin embargo, esta ciudad tiene tanto que ofrecer que siento que aún me queda mucho por descubrir, así que este año me he propuesto explorar aún más y así, de paso, poder ser mejor anfitriona cuando vengan mis amigos españoles. La primera visita del 2024 la tendré dentro de muy poco, ¡Eva te espero con los brazos abiertos!

En definitiva, este 2024 espero cuidar mi salud, y crecer personal y profesionalmente. Aunque me siento afortunada en algunos aspectos, reconozco que tengo que relativizar un poco algunas cosas. A las preocupaciones hay que darles su justa importancia y recordar que, donde algunas personas ven un problema, otras ven una oportunidad. Me despido con un deseo para todas vosotras:

 

¡que el 2024 sea un año lleno de logros y descubrimientos para las mujeres valientes!

 

Fotografías: Diana Granada.

Foto del avatar
Diana Granada
dianagran1@hotmail.com
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.