Vivir el presente… Pura calma en tiempos de pandemia

Vivir el presente... Pura calma en tiempos de pandemia. Mujeres Valientes

Vivir el presente… Pura calma en tiempos de pandemia

Vivir el presente... Pura calma en tiempos de pandemia

 

Con el curso escolar recién comenzado y, tras un verano un poco raro, la entrada del otoño me sorprende recorriendo el Wimbledon Common con mi amiga Paqui.

Ir acompañada de una gran fotógrafa como ella, que va captando a cada paso toda la belleza que nos rodea, es algo que no tiene precio. Sin duda, nuestros paseos matinales son la mejor forma de comenzar el día y me cargan de energía positiva para el resto de la jornada.

Muchos amigos me recuerdan la suerte que tengo de poder disfrutar estos hermosos paisajes mientras ellos están trabajando en casa o en la oficina. Sin embargo, yo pienso que todo depende del ojo con que se mire.

Obviamente me considero afortunada por poder dar estas hermosas caminatas, pero las cambiaría encantada por un paseíto por mi querida playa de Punta Umbría (Huelva) o, mejor aún, ¡por un puesto de profesora en un instituto!

 

Vivir el presente... Pura calma en tiempos de pandemia. Mujeres Valientes

 

Por suerte o por desgracia, me encuentro buscando trabajo, haciendo cursos de formación y con poca esperanza de conseguir una entrevista a corto plazo. Al principio estaba un poco decepcionada con la situación, ya que se supone que el postgrado que hice en la Universidad me abriría muchas puertas pero, claro, quién iba a imaginarse que durante el curso sufriríamos una pandemiaAunque, sinceramente, quien no se consuela es porque no quiere.

 

Vivir el presente… Una buena manera de encontrar tranquilidad en tiempos de pandemia

 

Es cierto que aún no tengo empleo, pero aprovecho este tiempo al máximo para hacer un montón de cosas que normalmente no puedo: pasear, cocinar, hacer deporte, leer… Sin embargo, también paso mucho tiempo en casa limpiando, recogiendo, planchando y haciendo todas esas labores agotadoras que ocupan gran parte de mi tiempo y que luego nadie valora.

Como siempre dice mi madre: “qué sacrificada es la casa, ¡y qué poco agradecida!” Pero no penséis que me quejo, para nada. Pienso que, simplemente, esta es una etapa diferente de mi vida, con sus cosas buenas y malas, y que no sé cuánto tiempo durará.

Estamos viviendo una época llena de incertidumbre y realmente no tiene sentido hacer planes a corto plazo, o al menos eso creo yo.

Mi madre ya sueña con lo que haremos con mis hermanas en Navidades, siempre que el Covid-19 lo permita, claro. Ay, mamá, ojalá podamos vernos, tomarnos algo juntas y reírnos como hacemos siempre que nos reunimos las cuatro. Pero, por ahora, vivo el día a día, improviso y trato de no pensar si podremos ir o no en Navidades, ¡a saber qué pasará hasta entonces!.

 

¡Qué difícil es vivir esta pandemia tan lejos de casa!

 

Me paso el día pendiente de las noticias de aquí y de allí, viendo las medidas que toman los gobiernos de los dos países y sin saber cuándo volveré a ver a mis seres queridos… Es inevitable soñar con las próximas vacaciones en Andalucía, junto a la familia y los amigos, pero sé que este es un año complicado y que puede que tarde más de lo que imagino en volver a volar a España. Pero la ilusión es lo último que se pierde.

 

Vivir el presente... Pura calma en tiempos de pandemia. Fotografías de Francisca Marcos. Mujeres Valientes

 

Siempre he dicho que vivir en el extranjero tiene su parte positiva y negativa. Yo siempre he sido optimista y he tratado de centrarme en todas las cosas buenas que esta experiencia me ofrece. Sin embargo, cuando te toca vivir una pandemia como expatriada se sufre mucho.

Tengo el corazón y la mente dividida entre Inglaterra y España, me preocupan las noticias que recibo de las dos partes, y me angustia que algo pueda pasarles a mis seres queridos de allí o de aquí. No puedo evitar seguir con interés toda la información referente a cuarentenas, cierre de fronteras y medidas tomadas por los dos países, ya que ambos me afectan y van a condicionar mis futuros viajes.

Sin embargo, ¡hay que ser positivos! Este verano pensaba que no iba a poder ir y, contra todo pronóstico, he podido disfrutar de unas maravillosas vacaciones en mi tierra y con mi gente, ¡qué bien me lo he pasado!

Y que bien se está con la familia y los amigos de toda la vida… Creo que, con todo lo que está ocurriendo actualmente, necesitaba estar con ellos más que nunca. Es verdad que todo es muy diferente (mascarilla, distancia de seguridad, higiene constante), pero pienso que todos podemos adaptarnos a las nuevas circunstancias.

 

Tan sólo hay que poner un poco de voluntad, y recordar que hay mucho en juego

 

Por otro lado, en Inglaterra las medidas son un poco diferentes. Aquí las mascarillas sólo son obligatorias en transporte público y sitios cerrados, las reuniones no pueden ser de más de 6 personas, los pubs y restaurantes cierran a las 10 de la noche, y se debe trabajar desde casa (si se puede).

Tengo amigos que dicen que aquí estamos mejor, otros aseguran que estamos peor. Realmente no sé qué país está por encima de otro, pero pienso que estamos viviendo una situación muy difícil y nadie tiene una varita mágica para dar solución a esta grave crisis.

Es evidente que todos estamos pasándolo mal con estas ciscunstancias, todos podemos hablar de altibajos durante los últimos meses, y todos debemos hacer un esfuerzo por llevar esta pandemia de la mejor manera posible.

 

Ya que tenemos que convivir con ello, vamos a actuar con un poco de cabeza y vamos a cuidar al máximo nuestra salud (física y mental)

 

Dicho esto, ¿qué es lo que pasará en los próximos meses? Creo que nadie lo sabe, ¡ojalá tuviéramos una bola de cristal que nos dijera cuándo va a terminar esta pesadilla! Lo único que tengo claro es que, como dijo Boris Johnson recientemente, debemos prepararnos para unos meses muy duros.

Pero eso no quiere decir que perdamos la ilusión ni las ganas por hacer cosas, simplemente hay que plantearlas de otra manera. Ahora toca cuidarse, pensar en positivo y, sobre todo, no perder la esperanza.

Fotografías cedidas a Mujeres Valientes por Francisca Marcos

Diana Granada
Diana Granada
dianagran1@hotmail.com
No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies