All in es Rocío Fernández, la mujer que lo da todo

Rocío Fernández... All in. Coaching. Mujeres Valiente

All in es Rocío Fernández, la mujer que lo da todo

Rocío Fernández... All in. Coaching. Mujeres Valientes

Síguela en Linkedin y en su web, Rocío Fernández Díaz.

Soy Rocío Fernández, tengo 31 años y si tuviese que utilizar un eslogan para describirme, apostaría por un “ALL IN” en toda regla porque es cómo si la vida se tratara de una mano al póker, y yo soy de “Darlo todo” o de “Ir con todo”, lo que no es más ni menos que exponerse de forma vulnerable a la vida y vivir los momentos de forma irreversible e irremplazable. De forma única. Tengo la teoría de que si la vida no te araña el alma (un poco) no estás viviéndola como realmente se merece.

Me gusta la playa en todas las estaciones. Si tuviese que elegir un lugar del mundo seguramente viviría a caballo entre Canden Town y alguna casita medio en ruinas en la periferia de Cracovia. Pero nunca sujeta a ninguna parte y supongo que la esencia de todo residiría ir a tomar café los lunes por la mañana “al corazón rojo de la tierra”, no por el sitio (que también) si no por la compañía y por su varita mágica aunque ella se empeñe en decirme que no la tiene.

De mi pasión por comprender las civilizaciones y desenterrar un poquito de amor y de historia surge la psicología, aunque es cierto que en mi alma quede pendiente algún que otro yacimiento. Mi principal valor es la contribución, mi sentimiento de utilidad como persona y profesional crece en la medida en la que soy capaz de darme a los demás y por eso decidí entregar mi vida a lo que hago.

Soy una princesa atípica y más que con Disney me identifico con Marvel. Crecí entre indios de colores y nunca me gustó vestir con tacones a las Barbies.

Mi color es el amarillo y el coral pero mis últimos descubrimientos me han llevado a apasionarme por el morado. Si te pintas los labios de morado (aunque no proceda) parece que las fuerzas te salen de más dentro. Pasa lo mismo con los vaqueros rotos, o cuando vas a una boda y te saltas el protocolo a la torera. Como que te da fuerzas…vale no procede…pero te las da y eso en definitiva es lo que importa.

Con 6 años pinté unas estrellas amarillas en el suelo y descubrí una de mis grandes pasiones ¡La Pintura! Pintar es como hacer poesía pero con la yema de los dedos. Pintar es sentir el frío en otoño. Pintar es crear historias. Pero historias de verdad, no de las que se ven en las pelis, historias de las que los hombres esperan y las mujeres rescatan.

Ayudar a los demás me hace sentirme completa. No creo en las medias naranjas pero si en los medios limones que llegan para reversionar tu realidad. No creo que haya que ser tradicional para sentirse completa. No creo que tengamos funciones especificas como mujeres en la vida. No creo en los roles de género, y por eso me gustaría formar parte de este proyecto que “Mujeres Valientes” lleva adelante, quedando a vuestra disposición para aprender y acompañaros ¡ GRACIAS !

 

 

Rocío Fernández
rfernandez.diaz87@gmail.com
No hay comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies