Cómo utilizar el poder del lenguaje positivo para cambiar tu vida

Cómo utilizar el poder del lenguaje positivo para cambiar tu vida

Cómo utilizar el lenguaje positivo para cambiar tu vida. Mujeres Valientes

 

Lenguaje positivo… La gran herramienta del día a día

 

Imagínate que una noche de luna llena aparece el genio de la lámpara en tu habitación y te ofrece la posibilidad de pedir tres deseos. Cierra los ojos y piénsalo durante un par de minutos. ¿Qué le pedirías?

Estoy casi segura de que la mayoría de nuestros anhelos se centrarían en tener mejor salud, conseguir vivir una vida más feliz y duradera y alcanzar satisfacción y éxito en nuestras carreras profesionales.

Ahora tenemos dos opciones: esperar a que el plazo de entrega de la concesión de deseos llegue a nuestro buzón, lo que tiene pocas esperanzas de éxito o tomar acción.

La buena noticia es que no necesitamos encontrar ninguna lámpara ni esperar a que un genio escuche nuestras demandas para que nuestra vida sea mucho más longeva y podamos lograr mejores relaciones interpersonales y profesionales.

 

Sólo necesitamos aprender a hablar

 

Y no me estoy refiriendo a ir al logopeda, sino a empezar a utilizar nuestro lenguaje de forma consciente de una manera concreta. Lo que denominamos la ciencia del lenguaje positivo.

En 2001,  David Snowdon, epidemiólogo y profesor de neurología en la Universidad de Kentuckuy, publicó “El estudio de las monjas” donde relata los datos del trabajo que realizó durante 15 años con más de 600 religiosas para estudiar los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.

El objetivo del estudio era entender qué había ocasionado el desarrollo máximo de la pérdida de memoria en alguna religiosa más que en otra cuando todas ellas tenían una forma de vida muy homogénea en su alimentación, trabajo y hábitos de ejercicio.

Para realizar este estudio las religiosas donaron su cerebro y permitieron el acceso completo al convento y a sus archivos. Allí, los investigadores encontraron un material escrito de gran valor y que fue el punto de partida para establecer las conclusiones del proyecto: las autobiografías que cada una de ellas había presentado para entrar en el convento.

Un equipo multidisciplinar de expertos fue el encargado de examinar, analizar y estudiar el contenido de estos escritos. Y ahora viene la gran revelación que este estudio ha permitido: la cantidad de palabras positivas utilizada en las autobiografías está directamente relacionada con los años de vida vividos y el no haber desarrollado Alzheimer.

Este estudio, considerado como uno de los grandes descubrimientos de la psicología del siglo XXI, nos da la llave para poder decidir y actuar sobre nuestra vida: cuántas más palabras positivas expresemos en nuestro día a día, más longevas y sanas podemos llegar a ser.

Esta llave abre una puerta con un universo sin fin que supone una toma de conciencia sobre la forma que tenemos de expresar nuestras emociones, nuestro día a día y nuestros pensamientos sobre lo que ocurre alrededor y las personas con las que nos relacionamos.

Nuestra mente y nuestro cuerpo están totalmente interconectados y el lenguaje que utilizamos puede influir directamente en nuestra salud física y mental.

Cuando nos expresamos de forma positiva, activamos regiones del cerebro relacionadas con el bienestar y la felicidad, lo que puede reducir el estrés, fortalecer nuestro sistema inmunológico y mejorar nuestra capacidad para afrontar los desafíos de la vida.

 

Sin embargo, el trabajo no consiste en repetir palabras de forma automática y esperar que los cambios lleguen a nuestra vida

 

Luis Castellanos, filósofo y experto en comunicación ha desarrollado un modelo de trabajo para cambiar de forma gradual las palabras que utilizamos en nuestro día y transformar así nuestra percepción que tenemos sobre la realidad y la de las personas con las que nos relacionamos, personal y profesionalmente.

Te sugiero algunas acciones que puedes comenzar para iniciar esta lenta y segura transformación hacia un lenguaje positivo.

  • Escribe a mano un relato autobiográfico y cuando lo hayas terminado analiza qué tipo de palabras contiene tu texto. Pueden ser:
    • Palabras positivas (contenta, relajada, serena..)
    • Palabras con carga positiva de alto impacto (feliz, enérgica, ilusionada, orgullo..)
    • Palabras negativas:( afligida, triste, perdida, sola..)
    • Palabras negativas con alto impacto: (miedo, alerta, asco, vergüenza..)

Para empezar a cambiar el recuerdo de tu historia repite el ejercicio  y utiliza esta vez más palabras de los dos primeros grupos de forma consciente.

  • Evita utilizar “frases asesinas”: ¿Quién no ha recibido alguna vez una “bofetada” que ha aniquilado nuestro ánimo y bajado a niveles del subsuelo nuestra autoestima?
    • Ya te lo dije
    • Si me hubieras hecho caso
    • No te va a salir bien
    • Cómo tu veas, pero…
  • Cuida el uso del  “no” pues tu audiencia lo puede interpretar como una alerta. Se ha comprobado que nuestro cerebro reacciona mucho más rápidamente con un “si”.
  • Identifica cómo te hablas cuando tienes que enfrentarte a una situación importante y cambia el discurso utilizando las expresiones de apoyo que más te puedan influir. El mantra que yo utilizo es “a por ello”. Busca el tuyo y utilízalo siempre que lo necesites pues cuanto más lo hagas mejor será su efecto.

Empezar a hablar de una forma consciente y a utilizar el lenguaje verbal y no el no verbal de manera coherente, puede cambiar cómo transmitimos nuestro mensaje y cómo nos van a percibir nuestra audiencia de manera inconsciente. Y esto influye en nuestras vidas y en nuestros negocios.

 

Conviértete en el genio de la lámpara y cumple tus deseos

 

Soy Ana Lara y te ayudo a que cambies tu comunicación

 

 

 

Ana Lara
analaracoach@gmail.com
1 Comment
  • Lucía Gómez
    Posted at 16:39h, 21 marzo Responder

    Una de las cosas que siempre digo es que tenemos que desaprender para aprender.
    Es de vital importancia cambiar nuestra forma de hablar y expresarnos de forma positiva
    EL artículo me parece muy interesante, además de contener los resultados de estudios que avalan la importancia del lenguaje positivo , también nos ofreces potentes acciones que seguro nos sirven para aprender a utilizar las palabras de forma positiva
    Muchas gracias Ana Lara

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.