Mujer emprendedora entusiasta, escapista o emprendedora... ¿Tú cuál eres?

Mujer emprendedora entusiasta, escapista o emprendedora… ¿Y tú cuál eres?

Mujer emprendedora entusiasta, escapista o emprendedora... ¿Tú cuál eres?

 

¿Qué mujer emprendedora eres?

 

¿Te encuentras dentro del cada vez más numeroso grupo de mujeres que se plantean ser su propia jefa, establecer su horario y sus condiciones y crear su propia fuente de ingresos? Quizá hayas incluso dado ya el paso. En definitiva, ¿eres o anhelas ser emprendedora?

Por mi trabajo como formadora y mentora, he ayudado a muchas emprendedoras y hemos aprendido juntas. De los aciertos y errores que todas hemos cometido alguna vez, escribo este artículo, por si puede servirte a ti también de ayuda.

Según  mi experiencia, he encontrado tres perfiles básicos de mujeres que toman la iniciativa de emprender.

Te cuento cada uno de ellos:

  • La entusiasta:

Las mujeres con este perfil, ponen ilusión, ganas, voluntad, tiempo y trabajo. Son mujeres que ven la oportunidad de crearse su propio camino y apuestan por ello.

Según el último informe GEM (Informe Especial Global Entrepreneurship Monitor sobre Emprendimiento Femenino) son hasta el 70% las mujeres en España que se inician en este camino por oportunidad; es decir, ven que están en el momento adecuado para generar su propia fuente de ingresos, según sus conocimientos y experiencia, el mercado, tendencias, recursos, etc.

Gracias a su esfuerzo e inversión de tiempo, dinero y energía, muchas de ellas llegan a la meta pero les falla a veces el compromiso de seguir perseverando cuando las cosas no salen como desean.

El miedo al fracaso y el síndrome de la impostora impactan fuerte en la toma de decisiones, incluso cuando ya se han lanzado. Pueden ir en su contra la percepción de sus carencias y la falta de confianza en sí misma, muchas veces propiciada o aumentada por la falta de apoyos en su entorno.

Para Ingrid Vanderveldt, líder del movimiento “Empowering a Billion Women by 2020 (EBW)” y miembro del Consejo Global de Emprendedores de Naciones Unidas “los hombres no esperan a tener todos los recursos o la información para crear empresas, simplemente se lanzan y no se lo piensan. Por el contrario, las mujeres quieren estar totalmente preparadas y conocer al 100% aquello de lo que hablan».

  • La escapista:

Estas emprendedoras son mujeres muy válidas y responsables en el terreno profesional. Pero muchas veces deciden escoger esta opción por la necesidad de labrarse su propio futuro fuera del mercado laboral convencional. Son mujeres brillantes y cualificadas que conocen cómo funciona una empresa pero no han encontrado el reconocimiento ni han sido valoradas dentro del sistema laboral. Además, se suman las dificultades de conciliación personal y familiar con los horarios a menudo inflexibles y el presencialismo.

Según el informe GEM, la tasa de mujeres emprendiendo por necesidad supera en un 20% a la de los hombres.

Tienen mucho a su favor: conocimientos, experiencia y motivación.

Probablemente, el trabajo más importante que necesitan realizar es superar la mentalidad de tener un sueldo a final de mes, y la incertidumbre que supone que los ingresos fluctúen e incluso que apenas haya en algunos momentos.

Hay que tener en cuenta que a lo largo de nuestra educación no hay espacio para incluir la mentalidad emprendedora, no ya crear y poner en marcha un proyecto empresarial, sino formación en las herramientas para el autoconocimiento y desarrollo de la persona que va a llevar ese negocio adelante. Fomentar el espíritu emprendedor desde la infancia es poner en valor a esa niña o niño para que desarrolle la autoconfianza y pierda el miedo al error.

A veces, este es un obstáculo insalvable que hace que la emprendedora escapista desista de su decisión de seguir adelante en cuanto tiene la oportunidad de volver al sistema asalariado o, incluso, oposite.

  • La emprendedora.

Es el perfil más puramente emprendedor, lo lleva innato, desde chica. Durante toda su vida ha tenido mil ideas para sacarse “un dinerillo”. Un tipo de mujer emprendedora creativa, responsable y le gusta ganar dinero con sus creaciones. Está formada y por supuesto entiende que para conseguir su meta, debe tener compromiso, implicación que conjuga con motivación e ilusión. Posee habilidades sociales y directivas muy desarrolladas, y hasta cierto punto es arriesgada y supera sus miedos, entre ellos a ser rechazada, a que sus ideas fracasen, a que no la entiendan.

Por su temperamento y personalidad, posee mayor resiliencia y se levanta las veces que hagan falta. Es posible que la emprendedora se haga (porque siempre cabe un margen importante de aprendizaje y mejora) pero desde luego también nace.

Su punto flaco es que, a veces, le cuesta abandonar, por el tiempo, dinero y energía que le ha dedicado, un barco que ya está condenado al fracaso. Considera su negocio, ya sea una pequeñita tienda o una gran empresa, como si fuera un hijo más; y a los hijos, cuesta abandonarlos.

El coste emocional puede pasarles una factura importante, el desgaste puede llegar a ser grave afectando al resto de las áreas de su vida. Para ello, debe contemplar siempre desconectar y tomar precauciones para que no se lleve por delante la salud, aunque le cueste.

  • ¿Con qué perfil de los tres te sientes más reflejada? Quizá pivotes entre uno y otro, esto también te da una información valiosa sobre cuáles son tus puntos fuertes y qué podrías estar necesitando mejorar para seguir adelante (o no) con tu vida de emprendedora.
  • ¿Cuáles son los beneficios y los costes de la decisión de emprender? ¿Te compensa o te has dado cuenta de que quizá emprender no sea para ti?
  • ¿Cuál crees que puede ser la siguiente acción para llevar a cabo y avanzar en esta faceta? ¿Cómo estás de comprometida (del 1 al 10) con ejecutar esa acción en los próximos días?

Si estás al menos en un 8, adelante: es que tu negocio te importa, te sientes reforzada y sabes que esta decisión es la correcta.

Si estás por debajo, quizá sea el momento de pararte y reflexionar. Hay que identificar qué es lo que no te convence y si es modificable o no.

Soy Raquel González y puedo ayudarte a aclararte cómo avanzar en este momento como emprendedora o te sentirías más satisfecha explorando otras opciones:

https://mujerenevolucion.es/instituto-mujer-en-evolucion/

 

 

 

 

 

 

Raquel González
rq.glez.ruiz@gmail.com
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.