Maltrato psicológico… El grito del silencio

Maltrato psicológico... El grito del silencio. Mujeres Valientes

Maltrato psicológico… El grito del silencio

Maltrato psicológico... El grito del silencio. Mujeres Valientes

 

Hoy he sentido la necesidad de hablar, en Mujeres Valientes,  de un tema que aún sigue siendo un gran desconocido para muchos y que sin quererlo ver, lo presencian de una forma u otra en su día a día.

 

El maltrato psicológico

 

El maltrato psicológico es esa lacra que por desgracia sufren muchas mujeres hoy día en todo el mundo. Nada tiene nada tiene que ver con las clases sociales a la que pertenecen porque da igual que seas rica o pobre, con estudios o sin estudios, con cultura o sin ella, te ataca sin mirar tu condición social.

Tan fácil como poner en internet estas dos palabras MALTRATO PSICOLOGICO, para encontrar diferentes significados:

“El maltrato psicológico es una forma de agresión donde una persona ejerce un poder sobre otra, con comportamientos físicos o verbales de forma reiterada que atentan contra la estabilidad emocional. La víctima sufre intimidación, culpa y baja autoestima, sin lograr salir de la situación donde se siente prisionera”. 

“El maltrato psicológico en la pareja es una conducta de agresión verbal, intimidación y desprecio a una persona que se hace de manera continua… Debido a esa culpabilidad que siente la persona que es agredida, termina justificando la conducta agresiva como algo que ella misma ha provocado“.

Violencia psicológica: agresiones que, aunque no inciden directamente en el cuerpo de la mujer, afectan su estado psicológico o emocional. Insultos, humillaciones, chantajes, descalificaciones, celos extremos o intentos de control, son manifestaciones de este tipo de violencia.

 

¿Qué es el Maltrato Psicológico?

 

Yo lo defino como el peor infierno que puede vivir una mujer, producido por la persona que menos espera.

Decides unir tu vida a alguien, pensando que será tu compañero de vida, y que serás feliz. Piensas que juntos crearéis una familia y lucharéis contra las adversidades de la vida y de repente, te encuentras en un callejón sin salidad del cual no sabes cómo salir.

Las frases “no hay peor ciego que el que no quiere ver” o “hay amores que matan” definen a la perfección esta situación.

 

La víctima es la última en querer ver la realidad terrorífica en el que vive, y que puede llegar a matarla

 

Es un daño que no deja huella física pero que te destruye el alma, el corazón y la estabilidad emocional. Te puede llevar a pisar esa delgada línea que hay entra la cordura y la locura.

¿Qué te hacen sentir?

Vives creyendo que todo lo haces mal, que todo es tu culpa. Piensas que eres una inútil, que no sirves para nada y que nadie te va a querer.

Sientes una losa de hormigón que cada día te aplasta más, Pierdes la ilusión de la vida, dejas de creer en ti, dejas de quererte a ti misma… Te olvidas de ti.

Si tu pareja te dice frases de este tipo aunque no quieras verlo estas sufriendo maltrato psicológico:

“Da gracias a que yo te quiera porque tal como eres ningún hombre te va a querer… No te mereces que yo tenga otro hijo contigo… Eres una inútil que no sirve para nada… Todo lo haces mal… Todo es tu culpa… Eres una muerta de hambre y sin mi no serás nunca nada… No te mereces ni comer… “

Este tipo de personas tienen la habilidad de hacerte creer que toda la culpa es tuya. Son grandes maestros en “dar la vuelta a la tortilla” a todo y al final crees que la equivocada eres tú y que toda la culpa es tuya.

Son manipuladores que se aprovechan de que tienes buen corazón o estás pasando un momento difícil para meterte en ese lugar oscuro.

 

Te aleja de todos y solo tienes acceso a su círculo de familia, al cual le permite que te falten el respeto

 

Te hacen sentir que todo lo haces mal, que no vales como mujer, como madre… ¡NO VALES NADA!. Te asfixian económicamente para que solo dependas de ellos y así hundirte más en ese infierno.

Controladores extremos que tienen que saber todo lo que haces para manejarte la vida.

Una de las preguntas mas comunes que me hicieron cuando puede salir de ese abismo y pude comprobar que no estaba  loca, que no era una inútil y que sí era alguien sin él fue:

 

 “¿Cómo has podido vivir eso con  lo segura que siempre has sido?”

 

Muy poca gente nos cree, incluso la más cercana duda de que eso sea así porque el maltratador suele tener un perfil de hombre intachable. Un hombre que delante de la gente siempre pone buena cara y parece el marido perfecto pero que se transforma en el hogar cuando está contigo a solas.

Puedes ser la mujer más fuerte y segura del mundo y tenerlo todo, pero al lado de un manipulador entras a ese infierno, porque esto no lo hacen de un día para otro, lo hacen poco a poco.

Se aprovechan de que tú sí estás enamorada de é, y confías en él y que eres noble. Te hacen creer que todo el mundo es malo menos ellos… Y cuando te quieres dar cuenta del lugar en el que estás, ya ha acabado con tu autoestima y hundida entre sus manos.

Mi gran suerte fue que mi carcelero me dejó porque encontró a otra víctima y aunque lo hizo de la peor forma porque fueron años difíciles los que me tocó vivir y que ahora, con la perspectiva que me da el tiempo que ha pasado me doy cuenta de que más daño no creo que se le pueda hacer a una persona como él me hizo a mí.

Salí el día que entendí que no fue mi culpa, que mi único error fue quererlo sinceramente, que el problema es suyo porque este perfil de hombre son personas con autoestima baja, que se sienten inferiores y para que ellos puedan sentirse bien deben destruir y manejar a la persona que tienen al lado.

 

Me liberé el día en el que me perdoné a mí misma por haber permitido que casi me destruyera la vida… Y lo perdoné a él porque entendí que más que odio a personas así, lo que hay que tenerles es mucha lástima

 

Os pido a todas las que ahora mismo estéis leyendo este testimonio que os escribe una superviviente de este infierno, es que si tú o alguien cercano a ti se identifica con mi testimonio, pidáis ayuda. Hacedlo porque esta situación no es lo normal aunque las victimas lo normalicemos.

Buscad ayuda en todos los servicios públicos que hay a vuestra disposición para ayudaros, para poder volver a nacer porque cuando sales de ahí tienes la sensación de que vuelves a nacer.

Nadie tiene el derecho a robarnos nuestra identidad como persona, nuestra sonrisa y nuestra vida. Si sois madres y aunque os dejen sin nada saldréis adelante porque siempre habrá una mano amiga dispuesta a ayudar.

 

Frente al maltrato psicológico, siempre habrá una mano amiga

 

Soy consciente de que al lado de estas personas nos creemos que de verdad no somos nada, la vida nos da un miedo aterrador porque creemos que no vamos a poder solas, pero sí se puede…

Os digo de corazón que sí se puede, que se sale. Os digo que hay muchas personas dispuestas a ayudaros. Acudid al  IAM (Instituto Andaluz de la Mujer), a asociaciones de mujeres y las Diputaciones porque tienen programas para asistiros y atenderos.

Sé que es difícil reconocer que somos víctimas de violencia de genero porque el maltrato psicológico es violencia de genero, y es que a veces “una torta sin manos” hace mucho mas daño.

Es muy difícil de demostrar y judicialmente aún es más complicado que nos crean pero sed valientes y alzad la voz a vivir porque no es imposible dar el paso para salir de ese laberinto lleno de dolor.

A mi me faltaron muchos ejemplos de que sí se podía, por ello aunque no pueda dar mi nombre por mi propia seguridad soy un testimonio real de que salí de ese infierno.

Os puedo asegurar de han pasado algunos años mi maltratador sigue queriendo manejar mi vida y hacerme daño y para conseguirlo utiliza a nuestro hijo.

 

Y ahora él, el hombre que quiso destruirme… Me ha hecho más fuerte y valiente y lo hizo porque lo enfrenté

 

Lo denuncié y alcé la voz a vivir… Ahora vuelvo a ser feliz y sobre todo a ser mujer. Soy una mujer que vale mucho… Soy una Mujer Valiente.

Sé que lo le gusta ver feliz pero es así como me siento y no me importan lo que piense o lo que diga. Y no, no ha sido un camino fácil porque me vi y sentí muy sola porque pocos me creían, pero eso fue lo que me dio fuerzas y valor para enfrentar mi situación.

 

 

Llega Marzo. Un mes en el que celebraremos el Día Internacional de la Mujer,  pero este mes y todos los meses del año hay que alzar la voz.

Sed valientes y aunque duela, porque duelo y mucho, se puede salir del infierno que es el MALTRATO PSICOLOGICO

Firmado:  Una superviviente que hoy, y todos los días, le sonríe a la vida.

 

¡GRACIAS A LA VIDA QUE ME HA DADO TANTO!

 

Teléfono para la mujer maltratada del Instituto Andaluz de la Mujer: 900 200 999

Teléfono ayuda mujeres que sufren violencia de género: 016

Mujeres Valientes
Mujeres Valientes
info@mujeresvalientes.es
No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies