La Roldana, protagonista de los “Tesoros de la Hispanic Society of America”

La Roldana, protagonista de los “Tesoros de la Hispanic Society of America”

La Roldana, nuestra embajadora en Manhattan

Somos el museo con mayor número de obras de la Roldana: cinco” afirma orgullosamente Mitchell A. Codding, director de la Hispanic Society Of America: la institución, fundada en 1904 en Nueva York por el filántropo Milton Huntington, que aúna la colección de arte hispano más importante del mundo fuera de España.

Éxtasis de María Magdalena. La Roldana. Hispanic Society of America.

La Roldana, primera mujer nombrada escultora de cámara en España

La artista barroca, primera mujer nombrada escultora de cámara en España, bajo los reyes Carlos II y Felipe V -apodada La Roldana por ser hija del imaginero Pedro Roldán-, se distinguió en la producción de figuras pequeñas de barro policromado al igual que en “algunas esculturas de madera de tamaño natural como el magnífico San Miguel del Monasterio de El Escorial o el famoso Padre Jesús Nazareno del convento de las Franciscanas de Sisante (Cuenca)” apunta Patrick Lenaghan, conservador y especialista en escultura de la Hispanic Society. A esta institución pertenecen ‘El éxtasis de María Magdalena’, los ‘Desposorios místicos de Santa Catalina’, ‘Descanso en la huída a Egipto’ y las cabezas de ‘San Juan Bautista’ y ‘San Pablo’. Éstas dos últimas piezas llegaron al museo atribuídas a Pedro Roldán o a su taller, hasta que Alfonso Pleguezuelo, historiador del arte de la Universidad de Sevilla, especializado en escultura de los siglos XVII y XVIII, asignó sendas autorías a la Roldana.

Desposorios místicos de Santa Catalina. La Roldana. Hispanic Society of America.

Abrió su propio taller donde fue ella la maestra y su marido el ayudante

Por directa línea paterna, Luisa Ignacia bebió de las fuentes de formación de Alonso de Mena y de Martínez Montañés, maestros de su padre, (Sevilla, 1624 – 1699), ilustre representante del barroco andaluz en la escultura religiosa, cuyo máximo ejemplo lo encontramos en el retablo mayor del Hospital de la Caridad de Sevilla. Tras su aprendizaje en el estudio paterno -donde aprende las técnicas del trabajo en madera, piedra y barro además del empleo de la pintura, el dorado y el estofado (blanqueo de las esculturas en madera antes de dorarlas y bruñirlas) de las imágenes-, en 1671 lo abandona para casarse con el también escultor Luís Antonio de los Arcos, abriendo su propio taller donde fue ella la maestra y su marido el ayudante. En este ámbito conoció y trabajó junto a genios de nuestro arte como Murillo o Valdés Leal, demostrando un talento especial en la ejecución de esculpir o modelar, lo que la indujo con determinación a perseguir su justo puesto al nivel de los artistas varones.

“… Su modestia era grande; su pericia, superior… “

En 1684, realizó para el Convento de los Carmelitas en Cádiz, su primera obra maestra documentada, un ‘Ecce Homo’ expuesto actualmente en la catedral gaditana. No por nada, como subraya Lenaghan: “Está entre los mejores escultores del siglo XVII. Posee una sutileza, una elegancia y una gracia que hace que todo parezca absolutamente natural” o como escribió Antonio Palomino*: “Su modestia era grande; su pericia, superior, y su virtud, extraordinaria”.

Cabeza de San Pablo. La Roldana. Hispanic Society of America.Patrick Lenaghan

A lo que añade Codding: “el reciente interés por las obras de Luisa Roldán aumentó tras la exposición de arte español del XVII y XVIII, ‘Lo sagrado hecho real’, organizada por la National Gallery de Londres en 2009,” que se verificó un importante escaparate pues, “ahora todos los grandes museos quieren obras de los barrocos españoles”.

En fin, otra autora, que recupera su merecido lugar en la Historia del Arte. Cuestión de tiempo…

Los trabajos de La Roldana eran auténticas “alhajas de esculturas

 

*Antonio Palomino, reconociendo la habilidad de la Roldana, la incluyó en su tratado de pintura y escultura de principios del siglo XVIII, ya que sus obras alcanzaron un notable éxito en las ciudades donde fue activa: Sevilla, Cádiz y Madrid, una notoriedad que el viento se llevó… hasta que el mercado internacional se encargó de revalorizarla cotizando algunas de sus terracotas a partir de tres millones de euros. Se trata de pequeños conjuntos escultóricos modelados durante su última estancia en la capital, desde 1688 hasta su muerte en 1706, coloreados por su cuñado, Tomás de los Arcos, y definidos por ella misma “alhajas de esculturas” con las que se ganaba la vida a la espera de su nombramiento como escultora de cámara… un anhelo que se cumpliría.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://i.picasion.com/pic81/7d35f3f90d10777ad25bf926e725cdd2.gif[/author_image] [author_info]La periodista sevillana, afincada en Italia, Carmen del Vando, está especializada en arte y ha ejercido como corresponsal de Canal Sur Radio en Roma. Premio «Villa Véneta» convierte sus crónicas en verdaderas obras de arte.[/author_info] [/author]

Carmen del Vando
mjandrade@rtva.es
No hay comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies