Isabel la Católica... Reina, guerrera, estratega, mujer, y madre. Mujeres Valientes.

Isabel la Católica… Reina, guerrera, estratega, mujer, y madre.

 

Isabel la Católica… El gran personaje de la Historia de España

 

“Decid vosotros a esos caballeros e cibdadanos de Segovia que yo soy la reina de Castilla, y esta ciudad es mía…, e para entrar en lo mío no son menester leyes ni condiciones…yo entraré por la puerta que quisiere y entrará conmigo el conde de Benavente e todos los otros que entendiere ser complidero a mi servicio…”

La que de esta manera se dirigía a su pueblo a la entrada en Segovia, era Isabel la Católica. Apenas se cuenta con documentación de su infancia, ya que ella no estaba llamada a reinar, pero el tiempo y los acontecimientos harían de ella un personaje esencial en la historia de España.

Isabel la Católica fue una mujer que vivió una época marcada por la caída de Constantinopla a manos del Imperio Turco en Oriente, y en occidente las navegaciones oceánicas, y el magno descubrimiento de América. Una época y unos hechos sin precedentes y que harían de ella una gran reina. Una reina que sería capaz de demostrar su talento político y estratégico a partir de los 17 años.

Isabel será la reina que apoyará incondicionalmente los sueños locos del marino italiano Cristóbal Colón, pacificará el reino, y concluirá la Reconquista, además de ayudar a su marido a doblegar a Francia en la pugna por el reino de Nápoles.

También será la que crearía el primer hospital militar que tanto confortaría a los combatientes, sabedores de que, si caían heridos, se encontraría con la solícita atención regia. Compaginará sus tareas de gran mujer de Estado, con sus deberes conyugales y sus afanes maternos. Sus hijas María y Catalina, nacieron en plena contienda, e incluso sus hijos mayores le acompañan en aquellas jornadas de guerra.

 

No cabe duda de que Isabel la Católica quiere completar la educación de los que algún día será soberanos

 

Su reinado estará también marcado por uno de los episodios más negros de la historia de España: la expulsión de los judíos en 1492 y la Pragmática de 1502 en virtud de la cual los moriscos quedaban obligados a escoger, al igual que los judíos entre la conversión o la expulsión.

Además de la unidad territorial, la reina Isabel  la Católica ansiaba la unidad religiosa y esto la va a obligar a crear el Tribunal de la Santa Inquisición, recordado en la historia por sus atroces Autos de Fe. La persecución fue implacable, e incluso el Papa Sixto IV trató de atajar tanta saña y crueldad. Un odio a los judíos se mantiene desde los púlpitos de todas las iglesias y que lejos de frenarlo, alentaba aún más la venganza de munchos.

Isabel la Católica fue reina, política, estratega y guerrera, pero también fue la madre que tuvo que llorar la muerte prematura de varios de sus hijos, entre ellos su primogénito, heredero de la primera potencia política de su tiempo.

Fue la hija que vería la degradación mental de su madre, Isabel de Portugal y con el paso de los años la de su hija, la conocida como Juana La Loca,  pero también la reina capaz de curar las heridas de sus soldados durante la reconquista de Granada, además de ser la esposa que, por encima de todo, amó a su Rey Fernando de Aragón.

 

Isabel la Católica fue la reina que escogió ser temida a ser amada durante su reinado

 

Ella fue la reina que quiso ser enterrada en Granada porque Granada, la tierra que tanto amó, se alzaba para ella como conquista santa, la gran empresa, la justificación de su reinado.

Fuente: Entrevista realizada a D. Manuel Fernández Álvarez, miembro de la Real Academia de la Historia, además de Profesor Emérito de la Universidad de Salamanca. Conocido por sus estudios históricos sobre la Edad Media, consiguió acercar la historia a los lectores de una manera amena y comprensible. Entre sus obras cabe destacar: Juana la Lola. La cautiva de Tordesillas. Ed. Espasa.

“… A quienes, en lo más íntimo de sus moradas, han abierto este libro con la esperanza de saber algo más sobre la reina Isabel y sobre su época… Que se trata de un personaje importante, lo sabéis muy bien; puede que no haya otro igual en toda nuestra historia. Y que en su reinado ocurrieron grandes cosas, ade más de las que invitan a las recias polémicas, también lo sabéis perfectamente. Por eso he de confesaros que escribí este libro con el mayor cuidado. Pero también con gran ilusión, incluso con pasión a veces”. Manuel Fernández Álvarez. 

 

Foto del avatar
MARÍA JOSÉ ANDRADE ALONSO
mjandrade@mujeresvalientes.es
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.