FOMO o el arte de no tener miedo a perderse nada

FOMO o el arte de no tener miedo a perderte nada. Mujeres Valientes.

FOMO o el arte de no tener miedo a perderse nada

FOMO o el arte de no tener miedo a perderte nada. Mujeres Valientes.

 

Hace unos días, y como suele ser mi costumbre, leía el suplemento dominical atrasado XLSemanal de ABC. Es algo que me encanta hacer porque tengo la sensación de que vivo en otro momento.

Tú, lectora de Mujeres Valientes, pensarás que vivo en el pasado pero la realidad es que no tengo apenas tengo tiempo para nada y aprovecho los kilómetros que hago para entregarme a lo que más me gusta…¡LEER!.

Pues bien, este fin de semana, mientras viajaba a uno de los lugares más increíbles de España y me llevaba lectura para ir y volver a la luna dos veces, llegué al artículo de la escritora, Carmen Posada: «Cómo dejar K.O. al FOMO».

 

FOMO… FEAR OF MISSING OUT

 

La cierto es que no tenía ni idea de lo que era eso de FOMO pero la duda me la despejó la autora. Y es que este acrónimo que corresponde al término aglosajón fear of missing out (que por cierto, estoy convencida de que con tanto anglicismo, sabemos más inglés de lo que pensamos… ) significa, literalmente: miedo a perderse algo.

Miedo a perderse algo o lo que es lo mismo estar todo el día agobiada por las miles de cosas que están ocurriendo cerca de ti y que tú, como no tienes la virtud de multiplicarte por ocho, no puedes estar, atender y disfrutar (o eso crees).

FOMO es estar en un sitio y no estar pendiente de lo que estas haciendo porque estás pensando que «¡Dios mío… ahora estará la conferencia de menganita y yo no estoy!». O también… «Pues no que estoy aquí con mi amiga Zutanita y podría estar en el concierto de este director, que no sé ni cómo se llama, pero que ya he visto las fotos de amigas mías que están allí ahora mismito».

 

FOMO… ES NO ESTAR

 

FOMO es tener la mala conciencia de que pudiendo estar allí estoy aquí y quiero estar allí pero también aquí y… ¡MADRE MÍA QUE LÍO ME ESTOY HACIENDO!

FOMO es estar leyendo el artículo de Carmen Posadas y en vez de hacerlo de cabo a rabo y dejar que sea ella la que me cuente lo que es el maldito FOMO, comenzar a buscar en el móvil, como una loca, la maldita palabra, al igual que hizo ella e ir encadenado búsquedas (porque una cosa llevaba a otra sin reparar en que me estaba agobiando sin necesidad).

La verdad es que esto de tener acceso a la información, de forma inmediata, es algo más que una ventaja, pero también que con tantas cosas por hacer nos vemos, en muchas ocasiones, ante la imposibilidad de elegir y dejamos de ESTAR

Antes teníamos un solo placer. No reparábamos en que hubiese algo más importante que, por ejemplo si estabas a la orilla del mar, mirar las olas y dejarte llevar por su sonido.

 

FOMO NO ES… ¡VIVIR EL MOMENTO!

 

No nos sobresaltaba que nuestras amigas no nos hubiesen dicho que estaban tomando una cerveza en otro lugar y sin nosotras… Y sí, nos divertíamos y exprimíamos ese instante. Teníamos la sensación de ser únicas. Estábamos viviendo el momento y eso era lo que verdaderamente importaba.

Y por eso, yo ayer, al igual que Carmen Posadas, dejé mi móvil en la otra punto del bolso para entregarme a un buen libro, mirar a mi alrededor y sentir que ese momento era el más importante y de que ese lugar… ¡era el único lugar en el que quería estar!.

Y tú ¿te atreves a perderte algo y no morir en el intento?… ¡ATRÉVETE Y PIERDE EL MIEDO AL FOMO!

 

 

 

 

 

Mj. Andrade
María José Andrade Alonso
marandalo67@gmail.com
No hay comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies