Claire Fontaine... Una reflexión sobre la desnudez femenina

Claire Fontaine… Una reflexión sobre la desnudez femenina

Claire Fontaine... Una reflexión sobre la desnudez femenina

 

Claire Fontaine… Haciendo arte en colectividad

 

La bella localidad véneta, recordada en la mejor literatura como la ciudad de Romeo y Julieta, precisamente en el día que quiere recordar a la mujer, y a sus derechos, sorprendió con una instalación contemporánea para reconsiderar detenidamente el cuerpo femenino.

Una obra de Claire Fontaine, un colectivo artístico internacional, entra en las colecciones de la Casa Museo en Verona armonizando con la antigüedad del contexto. Una invitación para reflexionar sobre la belleza, sus ambigüedades y la instrumentalización del cuerpo femenino.

Fundada por los angloitalianos James Thornhill y Fulvia Carnevale en 2004 en París, Claire Fontaine está comprometida desde siempre, con la denuncia en diferentes ámbitos. Esta unión propone un arte neo-conceptual utilizando diversos medios: fotografía, vídeo, textos, pintura, escultura y anuncios luminosos con neón o -como en este caso- en led.

Así pues, un trabajo “ready-made”, entra a formar parte en la colección de la Casa Museo entablando un diálogo entre lo antiguo y lo moderno y proponiendo una reflexión sobre el tema de la belleza y sus incertidumbres.

Tras algunos importantes trabajos de artistas contemporáneos como Arcangelo Sassolino, Maurizio Nannucci, Doan Roosegaarde, Chiara Dynys, Leandro Erich, Nunzio, Giuseppe Gallo y otros jóvenes autores, se añade a la colección del Palacio Maffei de Verona, una nueva e importante obra realizada por el dúo, llamado Claire Fontaine.

Un trabajo que es una inédita y apasionante conversación con el pasado, y que invita a adentrarse en el papel del arte, en el concepto de belleza y sus ambigüedades, así como en la instrumentalización de la estética femenina de ayer y de hoy.

La elección de Fontaine para esta ulterior apertura al contemporáneo del Maffei, pertenece a Gabriella Belli, a la que se debe asimismo el proyecto científico y el recorrido expositivo de la Casa Museo veronesa.

La obra de Claire Fontaine -entre los más interesantes protagonistas de la escena artística mundial, con un alma decididamente femenina, un compromiso feminista y el recuerdo al ready- made y a la experiencia de Duchamp- se propone en una instalación”site specific” en compañía con la preciosa escultura del novecientos ‘La Bañista’ de Alessandro Puttinati (Verona, 1801 – Milán, 1872).

Y esta pieza, “La Bañista”, es la obra maestra del Romanticismo lombardo, que da la bienvenida a los visitantes en el patio del monumental edificio, sede del Museo en la famosa y céntrica plaza de Le Erbe.

Se trata de una instalación de gran efecto -presentada a la prensa el  pasado 8 de marzo con la participación de ambos artistas- cuyo concepto unívoco de belleza y el sentido convencional suscita diversas opiniones, y que implícitamente denuncia la humillación y la mercantilización del cuerpo femenino.

Actuando paralelamente tanto en la imagen como en el lenguaje, Claire Fontaine elabora una poesía que se desarrolla sobre una doble vía de la obra y del texto abriéndose a múltiples interpretaciones, desmontando opiniones comunes y al tiempo estimulando a abandonar los significados consuetos de las palabras y de los conceptos, que invitan a  cambiar perspectiva.

Como explica Fulvia Carnevale: “El concepto de ‘bello’ varía a través de las épocas y de los lugares, y la colección del Palacio Maffei ofrece un ejemplo de esta múltiple complejidad.

‘La Bañista’ colocada en la entrada del Museo, símbolo de la belleza femenina, captada mientras destapa sus partes más íntimas, asume una profundidad contemporánea en el momento en el que la ofrecemos a una discusión, con esta intervención.

El cuerpo de las mujeres, hoy día campo de batalla política. Figurada en la Bañista, que indiferente a las miradas ajenas descubre su desnudez, adquiere un sentido crítico y se pone en perspectiva por ser creación del “male gaze”, de la mirada masculina que convierte en objeto a los seres que desea”.

Como explica Luigi Carlon, propietario de la extraordinaria colección que acoge el Palacio Maffei: “Nuestro objetivo era crear un cortocircuito entre la estatua de Puttinati y el tiempo presente y estoy feliz por el resultado. El arte vive y crece en la mirada de quien lo observa; el deseo es que la nueva instalación multiplique las miradas”

Existen numerosas formas de suscitar reflexiones sobre la desnudez femenina y esta instalación  lo hace dejando abierto el debate.

CLAIRE FONTAINE en el Palacio Maffei de VERONA (Del 9 marzo)

Carmen del Vando
mjandrade@rtva.es
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.