La boda real de Meghan y Harry… ¡una boda muy inglesa!

Celebrando la boda de Meghan y Harry en una comunión en Londres

La boda real de Meghan y Harry… ¡una boda muy inglesa!

Tiendas de Londres preparadas para celebrar la boda real de Meghan y Harry

Los ingleses son muy serios, muy secos, son excesivamente educados, demasiado correctos”… A menudo escucho este tipo de comentarios sobre los británicos. Es cierto que son muy suyos (igual que nosotros), y que a veces nos separan algunas diferencias culturales, pero no se puede generalizar.

Desde que vivo en Londres, hace ya más de dos años, he charlado con ingleses muy, muy simpáticos, ¡con algunos me parto de risa! Es cierto que otros no son tan agradables pero, en honor a la verdad, diré que también he conocido aquí a españoles con más mala leche que el peor de los ingleses.

Una de las cosas que más admiro de los británicos es lo orgullosos que están de todo lo suyo: sus héroes de guerra, sus políticos, su casa real, sus “charities”… Y siempre me viene a la mente el mismo deseo: “¡ojalá los españoles defendiéramos tanto lo nuestro como lo hacen ellos!”.

El sábado pasado, por ejemplo, vi como el país entero se volcaba con la boda real del príncipe Harry. Independientemente de que me considere monárquica o no. Me pareció divertidísimo que se organizaran tantas fiestas, públicas y privadas, para celebrar este gran acontecimiento.

Carteles anunciando la boda de Meghan y Harry en un barrio de Londres

Los pubs, los restaurantes, las tiendas, los centros comerciales, todos tenían carteles y/o fotos de la famosa pareja desde hace semanas. Y todos se alegraban de la gran boda que tuvo lugar el sábado en Windsor. Al final es inevitable que te contagien un poco de ese entusiasmo, y que acabes viendo la boda para poder comentarla luego con todos los amigos y vecinos.

Vecinas de Londres celebrando en su casa la boda de Meghan y Harry

En mi barrio, al igual que en muchos barrios de Londres, varias personas adornaron sus casas con banderas británicas y salieron a la calle a brindar por los novios. Unos de mis vecinos sacaron la televisión y un sofá a la calle, y allí estaban viendo la boda en directo y comentándola con todo el que pasaba. Aunque no los conocía de nada, hablé un rato con ellos, todos muy simpáticos, e incluso dos de las chicas posaron para mi cuando les pregunté si podía hacer una foto. Para que luego digamos que son poco sociables…

Una de mis amigas fue a una comunión aquí durante el fin de semana y, aunque no había ni un inglés en el evento, ellos también decidieron celebrar la boda real a su manera. Había máscaras con las caras de la realeza por todos sitios, y disfrutaron de lo lindo posando para los amigos “paparazzis”, ¡cuando vi las fotos me harté de reír!

Celebrando la boda de Meghan y Harry en una comunión en Londres

En definitiva es cierto que los ingleses son muy ingleses, ¡y los españoles, muy españoles! A menudo veo similitudes y diferencias entre nosotros, tenemos culturas diferentes y eso me gusta. Hay cosas que admiro de ellos, y otras no tanto, pero me alegro de conocerlos y de convivir en este bonito país…

… Y ya sólo me queda decir: ¡VIVA LOS NOVIOS!

 

Fotografías realizadas por Diana Granada, Anusca Aylagas y María Ferragut.

Diana Granada
Diana Granada
dianagran1@hotmail.com
No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies