Renacer como emprendedora rural… ¡y a partir de los 34 años!

El renacer de una emprendedora rural a partir de los 34 años

Renacer como emprendedora rural… ¡y a partir de los 34 años!

El renacer de una emprendedora rural a partir de los 34 años. Mujeres Valientes

 

Llegó febrero, el segundo mes del año, y para mí este mes es un mes especial, por muchas razones. El 5 de Febrero es un día que siempre está marcado como día único en mi calendario. Un 5 de febrero, de hace ya 34 inviernos, llegue al mundo, para comenzar mi propio camino de la vida.

Este año ha sido un cumpleaños diferente. Desde hace 11 años, es la primera vez que siento que ese día he estado rodeada de gente que me quiere, y todos consiguieron que fuera un día muy diferente.

Estos 34 Inviernos vienen marcados por un cambio drástico en mi vida, que me hará por tercera vez volver a RENACER

Este nuevo año, que tengo por delante, se me presenta difícil en muchos sentidos. Será un año de cambios, de retos importantes y de trabajo duro.

Este día me dio por echar la vista atrás y hacer balance de mis 33 años anteriores

He de decir que aunque muchos dicen que soy muy joven, estos 34 años en la sierra han dado para mucho: la vida me ha puesto pruebas, a veces complicadas de superar, me ha hecho una mujer valiente sin miedo a lo nuevo ni a los retos… ¡Y HE VUELTO A RENACER!. Estos han sido años en los que he sentido que me ha atado, durante un tiempo, las alas que me impedían volar, para después contra viento y marea, fui capaz de soltarlas sola y comenzar a volar hacia esa Yolanda que con sólo 18 años  se iba a comer el mundo pero con el peso y la experiencia que me han dado los 34.

Valorando el tiempo transcurrido, tengo clarísimo, y aunque suene a tópico, que lo mejor de estos años ha sido mi hijo. Él es el mayor tesoro que la vida me ha podido regalar, un niño cariñoso y extraordinario en muchos sentidos.

Un niño que desde los 3 años aprendió a decir, «mama no llores, mama yo creo en ti, mama tu puedes, mama tu nunca te rindes… no te puedes rendir ahora». Esas frases me mantuvieron a flote en mis días más grises y en los momento en los que me tocada saltar las enormes rocas que encontré durante toda esta andalura.

Treinta y cuatro años de los cuales 29 he vivido en mi Sierra… ¡mi Serranía de Ronda!; entre mi pueblo del alma Arriate y mi ciudad soñada Ronda

Muchos me dicen que por qué no veo la posibilidad de irme de Ronda a una ciudad más grande para poder crecer más profesionalmente. Mi respuesta siempre es la misma, mi marca de diseño (Decoración de Interiores) irá desde Ronda al Mundo, porque hay que apostar por incentivar la economía en las zonas rurales para conseguir hacer renacer lugares en los que la mujer tiene mucho que decir.

Vivir rodeada de montañas, a una hora y poco de la playa y en pleno campo no tiene precio. Viajaré por todo el mundo pero mi punto de partida y de llegada siempre será el mismo… RONDA.

Me considero una mujer de esta nueva era, pero con las raíces y los pies en la tierra. La vida me ha enseñado que si tienes un sueño, debes de luchar por él, trabajando duro, y eso hago cada día.

A mis 34 años le pido a la vida salud, trabajo y estar rodeada de las personas que verdaderamente me quieren y me aprecian

 

A mis 34 años le pido a la vida salud, trabajo y estar rodeada de las personas que verdaderamente me quieren y me aprecian. Emprendedora rural

Estas últimas semanas he escuchado, a mi alrededor, una frase muy repetida:“tienes una vida por delante”. Después de muchas dudas, de tener que pasar una de las hojas mas dolorosas del libro de mi vida, por fin puedo entender esa frase.

Con este nuevo año comienza de nuevo todo. Cierro un libro y comienzo uno nuevo, muy diferente. En este nuevo libro escribiré la historia de mis sueños y retos conseguidos.

Nunca es tarde para empezar de cero, para darnos cuenta de la verdadera realidad, ya sea treinta, cuarenta o cincuenta, los años que cumplamos,; porque  mientras haya vida, hay esperanza y tiempo para luchar por lo que creemos.

Esta vida me ha enseñado muchas cosas en estos 34 inviernos, y estoy impaciente por comenzar con las enseñanzas que me tiene guardada para los próximos años… Años en los que deseo poder ver el mundo desde mi sierra, seguir apostando por emprender desde una zona rural al mundo, y poner mi granito de arena para cambiar las mentalidades, a veces bastante arcaicas, que nos siguen rodeando a las mujeres rurales.

Soñar es vivir y vivir es soñar… 

… nunca olvidéis vuestros sueños, ni permitáis que terceros os lo encierren en un baúl. Nunca es tarde para empezar de cero y volver a soñar.

 

Yolanda Moreno
yoliarriate@yahoo.es
No hay comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies