Paloma Gómez Borrero, imposible de olvidar

Paloma Gómez Borrero, imposible de olvidar

Paloma Gómez Borrero, una mujer de oro

 

Paloma Gómez Borrero

 

Muchas han sido las lágrimas vertidas por Paloma Gómez Borrero, muchos los testimonios y aún más las noticias de sus últimos días. Compañeros y amigos respondían incrédulos ante la muerte inesperada de una mujer que siempre se mantuvo fuerte y joven por su actitud vitalista y positiva ante la vida intensa que le tocó vivir.

La personalidad carismática de Paloma Gómez Borrero estuvo presente en varias generaciones: Abuelas, madres e hijas escuchamos y leímos a esta periodista que siempre dijo lo que pensaba.

En una época en la que las redes sociales no existían, ella fue nuestros ojos en el Vaticano. Su particular forma de narrar era reconocible aún sin ver su imagen en una pantalla teñida de blanco y negro. Años en los que esta contadora de historia nos llevaba de viaje con sus crónicas y que se convirtió en nuestra mejor embajadora en un mundo inabarcable y aún sin globalizar.

Gracias a ella nunca nos faltó la noticia que esperábamos. Nos acercó, como nadie, a la personalidad de Karol Wojtyla (ese nombre que ella interpretó, cuando lo escuchó, que venía de África), nos explicó los motivos de la retirada de Joseph Ratzinger y nos contó, con verdadera pasión, cómo era la personalidad del Papa Francisco.

 

Paloma Gómez Borrero

 

Paloma fue la primera mujer corresponsal de Televisión Española en el extranjero. En esa época no sólo era periodista sino que también fue embajadora y cicerone en la Ciudad Eterna; una Roma que reconocía y recorría con verdadera pasión.

Ella y sólo ella se hizo imprescindible durante la comida y la cena, de cualquier hogar español, a la hora del “Telediario” de la única cadena que había en España y se convirtió en la voz humilde y sincera que nos enseñaba un mundo visto desde una perspectiva diferente.

 

Paloma Gómez Borrero

 

Mujer de profundas convicciones y fe a prueba de bombas, supo ganarse el respeto de todos, incluido el de los que no estaban de acuerdo con ella, por su profesionalidad, bondad, respeto y educación.

Paloma era una periodista de raza que vivió muchas revoluciones, incluida la tecnológica con su maraña de redes. Unas redes que se hicieron eco de su muerte a la velocidad inmediata en la que hoy se conocen las noticias… ¡ella que iba por el mundo con una Olivetti 32! .

Paloma Gómez Borrero se fue rápido; casi no pudo despedirse de nadie y apenas tuvo tiempo para enviar un último wasap antes de morir: “No me olvidéis. Un beso muy grande”

Imposible de olvidar, querida Paloma.

 

[author] [author_image timthumb=’on’]http://i.picasion.com/pic82/2edfaac47389481d1989c0af6fb1948b.gif[/author_image] [author_info]Mª José Andrade es periodista y fundadora de Mujeres Valientes.[/author_info] [/author]

Mj. Andrade
María José Andrade Alonso
marandalo67@gmail.com
No hay comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies