Nuevo curso y nuevos retos para una expatriada en Londres

Nuevo curso y nuevos retos para una expatriada en Londres. Mujeres Valientes

Nuevo curso y nuevos retos para una expatriada en Londres

Nuevo curso y nuevos retos para una expatriada en Londres. Mujeres Valientes

 

Estoy agotada, lo reconozco. Todas las noches hago el intento de ver algo en la tele o leer un poco pero, inevitablemente, me quedo dormida… Me levanto tan temprano y hago tantas cosas a lo largo del día que, en cuanto el sol desaparece, mis fuerzas se van con él.

Pero, a pesar del cansancio, admito que esta fecha me encanta…

… Comienza un nuevo curso, los buenos propósitos, y las ganas de hacer mil cosas, ¡es como Año Nuevo! Tras pasar un verano fantástico en Punta Umbría (Huelva), vengo con energías renovadas y con ganas de comerme el mundo. En septiembre me gusta matricularme en cursos que considero interesantes para mi formación, ya sea como periodista o profesora, aunque a veces me doy el gusto de apuntarme a unas clases de arte, o de flamenco, o algún club de lectura.

En esta ocasión, me he propuesto un reto más ambicioso: ¡ESTE AÑO VOY A LA UNIVERSIDAD!

Sí, sí, has leído bien: con más de 40 años, madre de familia, extranjera, ¡y vuelvo a ser universitaria! Y nada de jornada reducida, o hacer un curso online, ya que me lazo a la piscina, lo hago a lo grande: ¡ya estoy matriculada (a jornada completa) en un postgrado de Educación!

El año pasado le di muchas vueltas al asunto: me informé, pregunté a bastante gente y analicé los pros y los contras. Conseguir que te admitan en la Universidad no es nada fácil, pero no perdía nada por intentarlo. Además, siempre me he sentido orgullosa de pertenecer a un Club de Mujeres Valientes, que me ha enseñado que rendirse no es una opción.

Nuevo curso en un país extranjero… ¡TODA UNA AVENTURA!

He crecido rodeada de mi madre, mis hermanas, mis amigas… Todas grandes mujeres, fuertes y luchadoras, que superan continuamente todo tipo de situaciones complicadas: sacar adelante la casa, los niños y el trabajo; ser profesional en un sector “masculino”; criar a los hijos sin padre; tirar de la familia cuando aparecen enfermedades terribles; afrontar todo tipo de problemas con pocos recursos económicos; seguir estudiando, sacando tiempo de donde no hay; reinventarse, sin importar la edad ni el país donde vivas…

Y encima, la mayoría sigue adelante con su mejor sonrisa (o al menos lo intenta), sin importar las veces que se caen por el camino porque siempre encontrarán la manera de levantarse. Cuando pienso en ellas me doy cuenta de que todo en la vida es posible, ¡son un ejemplo a seguir!

Pero hoy os quiero hablar de mi desafío personal, un reto que me resulta especialmente atractivo, y que quizás os interese

Si alguien está pensando trabajar como profesora (una profesión bastante demandada) en Inglaterra puede hacerlo de dos maneras: o bien convalidando el título de magisterio a través del Naric (agencia nacional de Reino Unido para el reconocimiento y la comparación de titulaciones y habilidades internacionales), o bien haciendo un postgrado en alguna de las Universidades del país.

Yo elegí la segunda opción y me gustaría explicaros el proceso, por si os resulta útil. Para comenzar, debes registrarte en Getintoteaching y en UCAS ; a partir de ahí, es un no parar.

Te piden muchísima información, entre otras cosas: las notas del Instituto y la Universidad (asignatura por asignatura y traducidas), la convalidación de tu título universitario, y un par de buenas referencias.

Cuando rellenas el formulario puedes solicitar diferentes Universidades, y cada una realizará las pruebas que considere oportunas

En mi caso, y tras enviar toda la documentación requerida por el centro que elegí, asistí a una entrevista personal, hice la presentación de una clase, participé en una discusión en grupo y pasé una prueba escrita. Una vez que me consideraron apta para acceder al postgrado, me ofrecieron una plaza condicional (como a la mayoría de la gente), ¿qué quiere decir esto? Pues que ellos me imponen una serie de condiciones para que pueda entrar en su Facultad.

A muchas personas les piden un GCSE (Certificado de Educación Secundaria, al que se presentan todos los estudiantes de Inglaterra de entre 15 y 16 años) de Inglés y otro de matemáticas o equivalentes, ya que no suelen conformarse con los estudios en países extranjeros. Yo me preparé durante todo el curso pasado para conseguir el famoso GCSE, me presenté en la fecha oficial junto a miles de alumnos… ¡y conseguí aprobar!

Pero no penséis que con esto ya hemos terminado… ¡PARA NADA!

Una condición indispensable para todos aquellos que quieran hacer el Postgrado en Educación (PGCE) es pasar un examen de inglés y otro de matemáticas (Literacy and Numeracy Skill Test)

Algunas personas piensan que son fáciles, aunque yo creo que son bastante complicados y, sobre todo, muy estresantes. Puedes presentarte las veces que sean necesarias, pero sólo serán gratuitas las tres primeras (el resto, te las pagas tú).

Finalmente, una vez que has pasado todas esas pruebas, ¡ya puedes ir a la Universidad! Eso sí, hay que tener en cuenta el coste, ya que hacer una carrera en una Universidad pública te cuesta 9.250 libras al año. Por suerte, el Estado suele facilitar préstamos a intereses muy bajos, que se pueden pagar en cómodos plazos a 30 años.

Bueno, y después de superar la temida fase de acceso, ahora me encuentro inmersa en una apasionante etapa, donde paso gran parte del tiempo en mi instituto asignado para hacer las prácticas, y varios días en la Universidad.

Asisto a clases, seminarios, convivencias, etc. No paro de trabajar dentro y fuera de las clases, estoy registrada en dos plataformas digitales donde vuelco semanalmente las tareas que hago, analizo continuamente textos educativos y preparo a conciencia las clases que voy a impartir este curso.

En definitiva, aunque es un poco estresante, estoy encantada de volver a ser estudiante

Me emociona y me asusta al mismo tiempo, pero me hace muy feliz. Estoy convencida de que no va a ser sencillo conciliar, pero confío en que mi entusiasmo y mis ganas de aprender puedan con todo.

Este es un momento bonito, por eso quería compartirlo en este Club de Mujeres Valientes que es tan especial para mí, y que siempre me da el «empujoncito» que necesito para seguir adelante.

Gracias a todas por ser como sois, porque os habéis convertido en mi inspiración diaria, y porque vosotras me hacéis sentir orgullosa de pertenecer a este club

¡VIVAN LAS MUJERES VALIENTES!

Diana Granada
Diana Granada
dianagran1@hotmail.com
2 Comentarios
  • Francisca Marco
    Escrito 09:37h, 20 septiembre Responder

    Eres una gran luchadora! Conseguiras todo lo que te propongas

    • Mujeres Valientes
      Mujeres Valientes
      Escrito 10:44h, 23 septiembre Responder

      Seguro que sí… Diana es un ejemplo a seguir. Siempre trabajando, luchando y creciendo como mujer y como persona. Gracias por seguirnos Francisca. Aquí tiene a Mujeres Valientes para lo que necesite. Un beso enorme

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies