La felicidad es posible en los tiempos del coronavirus

La felicidad es posible en tiempos del coronavirus. Mujeres Valientes. Coaching

La felicidad es posible en los tiempos del coronavirus

La felicidad es posible en los tiempos del coronavirus 1

Pienso que dar consejos cuando no se piden de forma explícita  sirve de poco. Pero sí creo, en que si te abro mi vida y te cuento la forma en la que yo estoy viviendo esto, puedo ayudarte.

Como una lluvia torrencial en verano, como una medio día a las 2 de la tarde sin el almuerzo hecho , como un examen importante sin haber estudiado. Así nos ha cogido esto, sin nada preparado (¡Cómo si hubiésemos podido prepararnos aunque nos hubiesen avisado!). Pensábamos que podíamos con todo, que éramos invencibles, que nada podía pararnos.

 

La felicidad… esa emoción que siempre tratamos de encontrar

 

En mi ventana los pájaros cantan desde muy temprano, igual que antes, pero yo antes no los escuchaba.  Tampoco escuchaba el camión de residuos pesados o la emisora de radio del coche que de forma intermitente, salía de mi garaje… no me paraba a ver como crecía la flor de pascua (verdadera superviviente aún a finales de marzo).

Ahora siento la puerta del portal al cerrarse o como los vecinos de forma progresiva van subiendo las persianas, desde no tan temprano. Antes cuando llovía fuerte me ponía tapones para dormir, ahora dejo que el sonido de la lluvia me canse (aunque se que nunca podrá conseguirlo).

Tampoco me sentaba a desayunar y es ahora el café recién hecho, es el que me recuerda que Inglaterra no queda tan lejos (siempre en mi lista de primeras cosas).

Ahora todas las noches son especiales, porque elegimos pelis de miedo y hacemos comidas que antes solo correspondían a los viernes. Ahora hay tarde de tortitas, bizcochos de limón y sé para que sirve la esencia de vainilla.

 

ME SALÍ DEL CAMINO PARA CAMINAR -Robe- Contra todos

 

Yo no voy a esperar a que esto pase para seguir viviendo, para mí esto no es un kit-kat ni un stand by, para mí esto es tan real y auténtico como lo que teníamos justo antes del estado de alarma por la crisis del coronavirus. Ahora somos un poquito más “nosotr@s mism@s” y menos superficiales (y más vulnerables,  nunca dije que ser vulnerable fuese malo).

Y sé que a partir de ahora no va a valerme lo de siempre, porque la vida me ha dado a escoger y yo elijo no seguir corriendo. También en este tiempo he elegido ser una mujer valiente. He elegido ser la responsable de lo que escucho y veo a través de los medios de comunicación, he elegido no dejarme envenenar y ser reactiva frente a la falsa información recibida.

He elegido no callarme frente a la difusión de mensajes políticos, xenófogos, racistas, machistas que se valen de situaciones de miedo y vulnerabilidad como esta, para acampar a sus anchas entre nosotros sin que apenas les demos importancia. He decidido no externalizar mi culpa ¿Qué quiere decir esto? Pues que el Gobierno es responsable, al igual que un largo etcétera de cargos y personalidades. ¿Y yo? Porque si yo necesito un camión militar para no salir de casa, eso dice mucho de mí y de lo responsable que yo soy.

 

La felicidad… Dejar de esperar a que esto pases y empezar a vivir

 

Por lo que en primer lugar yo te diría que la vida es justo esto. Los días que pasan mientras estamos en cuarentena ¡ Deja de esperar a que esto pase y VIVE! Porque la vida es la gente de la que te acuerdas  o lo que eliges hacer cuando te sientes un poco al límite.

Pensamos que somos marionetas en un mundo que ahora se ha parado y que no nos pregunta pero no es así, podemos determinar muchas cosas importantes y entre ellas la actitud con la que vamos a hacerle frente a esto que nos está pasando. Por lo que:

  • Evita,aléjate, elimina o no abras esos mensajes por redes sociales que te recuerdan cada 2 segundos lo que pasa y ya sabes. Elige lo que ves y escuchas, se selectivo, se selectiva.
  • Haz lo que tenías pendiente y para lo que antes no tenías tiempo, se que seguramente estarás harto/a de escuchar este consejo pero si lo pones en práctica te aseguro que conocerás una parte de ti que estaba apagada y que sirve para iluminar el resto de tus partes oscuras en momentos como este.
  • Establece una rutina flexible, que te permita tener cosas que hacer pero que no te ahogue en el cumplimiento. No buscamos ser perfectos y menos justo ahora , pretendemos estar organizados y tener siempre algo pendiente.
  • Y algo muy importante que quería decirte es que, no tengas miedo a estar aburrido/a. Vivimos en el mundo de las prisas y la sobreestimulación, es normal sentirnos “inútiles” frente a la gran cantidad de tiempo ocioso frente al que nos encontramos expuestos. Pero eso no quiere decir que estemos desaprovechando la vida, eso significa que pasar la tarde tumbado/a en el sofá también significa quererse y aprovechar el tiempo.
  • Y abrazar puedes abrazar de muchas formas ¡¿Cómo que se acabaron los abrazos?! Quizás ahora el abrazo más poderoso sea una videollamada sin que te la esperes.

 

Que cuando este tiempo termine seamos más humanos, mejores personas y un poquito más felices

 

 

 

 

Rocío Fernández
rfernandez.diaz87@gmail.com
3 Comentarios
  • MANUEL JESÚS SALAS VALENCIANO
    Escrito 15:51h, 08 abril Responder

    Hola querida Rocío
    Me alegra saber de ti gracias a tus reflexiones, siempre tan profundas como oportunas, para este tiempo que nos ha tocado vivir. Y como bien dices, que forma parte, de lo que conocemos o quizás no tanto, o a lo mejor estamos descubriendo, de la VIDA. Así que disfrutemos de ella.
    Un fuerte abrazo, besos y mucho ánimo para ti y tus seres queridos. Y, por favor, sigue escribiendo. Gracias por compartirlo

    • Mujeres Valientes
      Mujeres Valientes
      Escrito 09:14h, 16 abril Responder

      Tiene razón, Manuel… Las reflexiones de Rocío son únicas y muy valiosas.
      Gracias por su reconocimiento.

  • ROCÍO FERNÁNDEZ DÍAZ
    Escrito 12:00h, 13 mayo Responder

    Gracias Manuel por detenerte, gracias por tu reflexión acerca del momento y la vida y gracias por tus deseos. Te animo a que sigas comentando, tus palabras son de gran valor para mí. Gracias mujeres valientes, por poder compartir sentimientos y vida. Un abrazo!

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies