ERTE en tiempos de corona virus y la diferencia con un ERE

ERTE en tiempos de corona virus y la diferencia con un ERE

ERTE en tiempos de corona virus y la diferencia con un ERE

ERTE en tiempos de corona virus y la diferencia con un ERE. Mujeres Valientes

Ante toda esta situación que estamos viviendo por la crisis del coronavirus, el Gobierno español ha interpuesto una serie de medidas para poder paliar los efectos económicos que se producirán ante la bajada de actividad de nuestro país.

Una de las medidas, dentro de las muchas que ha creado, son los expedientes temporales de regulación de empleo…  Los conocidos como ERTE, pero ¿qué es un ERTE? ¿cómo repercute en las personas que se ven afectadas por esta figura?.

Un ERTE es una figura que se ha creado, para que en determinadas circunstancia como son las que estamos viviendo, el trabajador no tenga que ir a trabajar ni la empresa tenga la obligación  de abonar su salario.  Es decir, el contrato entre ambas partes quedaría suspendido pero no disuelto.

En este caso, la empresa tiene que seguir pagando las cotizaciones de los trabajadores a la Seguridad social, bonificadas por el Gobierno español en un  75% y llegando al 100%, cuando la empresa tenga menos de 50 trabajadores y ésta se comprometa a no despedir a los trabajadores en, al menos, seis meses después de retomar la actividad.

 

Dentro de esta figura, también  se contemplan las reducciones de jornadas

 

El ERTE se prorrogará  hasta que pase la situación de alarma que lo ha generado o hasta que la empresa crea conveniente… Una vez que la empresa decide llevar a cabo un ERTE, los trabajadores afectados por el mismo tienen derecho a cobrar la prestación por desempleo y es la propia entidad la que  gestiona, de oficio, dicha prestación para cada uno de los trabajadores que se ven afectados por dicha medida.

Ésta se calculará según la base de cotización  de los últimos  ciento ochenta días  y no de trescientos sesenta días  como marca la ley y el tiempo que estén  percibiendo la prestación  no contará  luego para futuras prestaciones.

Durante el tiempo de duración  del ERTE establecido, los trabajadores podrán percibir la prestación por desempleo recibiendo como máximo el 70% de su base de cotización  durante los últimos  ciento ochenta días cotizados con un  máximo de 1.098,09 euros si no tiene hijos, 1.254,96 euros si tiene un hijo y 1.411,83 si tiene dos o más hijos.

 

Una vez pasado ciento ochenta días  percibiendo esta prestación se pasará  a percibir el 50% de la base de cotización

 

Con lo visto anteriormente se llega a la conclusión  de que un ERTE no es igual a un ERE, ya que cuando una empresa decide realizar un ERE la relación  entre empresa y trabajador queda totalmente rota y en el caso de ERTE tanto trabajador como empresa siguen relacionados.

 

Estefanía De la Torre
asesoria@gestoal.com
No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies