El miedo o cómo superar el peor obstáculo para una emprendedora

El miedo o cómo superar el peor obstáculo para una emprendedora

El miedo o cómo superar el peor obstáculo. Emprendedora. Mujeres Valientes

Comenzamos el curso, y vuelvo a Mujeres Valientes; una de mis «ventanitas» en las que puedo hacer una de mis cosas favoritas en esta vida: ¡ESCRIBIR!.

Pasado el verano y reflexionando sobre todo lo vivido estos últimos meses, hace ya unas semanas que tenía claro el tema con el que iba a inaugurar este curso: El Miedo

¿Qué os hace sentir a vosotras la palabra miedo a vosotras?

Según la RAE la palabra MIEDO significa:

1. m. Angustia por un riesgo o daño real o imaginario.

2. m. Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea

A mis 34 años, este último año me ha tocado volver a entrar dentro de mí y rescatar a esa Yolanda que estaba encarcelada. Y después de pasar muchos obstáculos y pruebas difíciles, pude encontrar la llave de la celda que la tenía atrapada y rescatarla para que volviera a salir.

El pero de todos era ese que me impedía avanzar, me paralizaba y, a veces, bloqueaba mi mente sin permitirme saltar al siguiente para poder llegar a esa celda en la que estaba encerrada y que tanto me asusta… ¡MIEDO!.

¿Y miedo a que y por qué?

Miedo a lo nuevo. A caminar por un camino desconocido en el que aún las paginas están en blanco y hay que volver a escribirlas.

Miedo a esos fantasmas que aún retumbaban en mi cabeza, haciéndome sentir la que nunca fui.

Miedo a girar esos 180º necesarios para poder llegar a esa celda y volver a salir

Miedo a no estar a la altura de las circunstancia, por las presiones de esta sociedad que nos rodea y en la, a veces, lo establecido puede ser injusto.

Miedo a volver a sentir y vivir nuevas experiencias

Podría seguir enumerando razones porque la palabra miedo lleva dentro de mi demasiado tiempo, pero lo importante es…

…. de repente lo vi, y empecé a saltar ese miedo

En ese instante  fui capaz de reconocer ese gran impedimento que me separaba de mi libertad… la puerta de la celda se abrió y esa Yolanda Moreno que llevaba 11 años atrapada volvió a salir.

Hace tiempo os hable de mi amiga la resiliencia. Ella me sigue acompañando, y pude ver que, al igual que ella, que el miedo sigue ahí, que no se ha ido, y que nunca se ira. Es es ese sentimiento que a veces nos activa para lograr grandes cosas y otras nos paraliza para no poder conseguirlas.

El es Miedo el compañero de camino que a todas nos acompaña… El que dependiendo de la etapa o circunstancias que tenga en la vida, ésta presenta en más o menos intensidad.

En el Amor ¿Creéis que el Miedo puede estar ahí?

Creo que el miedo activa ese sentimiento: ¡el miedo a sentir!.

Esa era la frase de este verano que me ha repetido, una y otra vez, la gente que me rodea y me quiere. Una frase que resumía mi afirmación sobre «esa nueva Yolanda Moreno que acaba de poder liberarse de esa celda. Que necesita estar sola mucho tiempo para volver a encontrarse y donde el amor no era una opción en mi vida».

Ellos me decían que el amor está ahí donde tu menos te lo esperas,; que ese día que la vida tiene guardado para ti él se presentará, a pesar de que yo crea que aún no estoy  preparada o menos lo esperes.

Me repetía que «puede ser cuando quedes a cenar con amigas, vayas a comprar al supermercado, salgas a andar o hacer deporte, o vayas a trabajar y de repente en una obra te lo encuentres… «.

Ese día tu corazón volverá a sentir y a latir fuerte y las mariposas volarán

Encontrarás a esa persona que te volverá a hacer reír. La que conseguirá parar el tiempo. La que hará que en el mundo sólo existáis vosotros dos… Esa será la persona que habite en tu mente las 24 horas del día y a la que siempre tendrás presente.

Llevo reflexionando desde hace unos meses sobre este tema y mi entorno no para de insistir en él. 

Y he llegado a la conclusión que el amor y el miedo, dos sentimientos tan diferentes, van de la mano

Con el amor llegan las dudas, las incertidumbres, las preguntas y el miedo rompe tu corazón el mil  pedazos.

Y de pronto… ¡llega a tu vida una persona que no esperabas!. Una persona que te hace sentir cosas que te dan terror y que consigue desarrollar ese instinto  pone un muro gigante que te aleja de ella para protegerte de alguna forma, haciéndole caso al miedo y no al amor.

Ese miedo puede hacer que esa persona, que podría ser alguien importante en tu vida, desaparezca y pierdas tu oportunidad o también puede hacerte reaccionar y hacer que le des una oportunidad la oportunidad que el amor se merece.

Os tengo que confesar que mi corazón aún sigue muy tranquilo y que la vida aún no ha querido que me encuentre con esa persona que romperá mis esquema

Aún seguimos caminando por caminos diferentes en este universo. Tampoco sé si algún día pasará lo que mí alrededor no dejan de decirme.

Pero lo único cierto de todo lo que he vivido en estos últimos tiempos y que me ha hecho reflexionar sobre la palabra MIEDO, es que, a veces, puede tener mucho poder en nosotras. Tanto, que según la manera en la que lo gestionemos nos puede llevar por uno u otros caminos en nuestra vida.

Mi conclusión es que la senda recorrida con mi compañero el MIEDO, es que he aprendido a gestionarlo. Lo he activado para que me avise en las situaciones de peligro y para que me espabile y dé lo mejor de mí en los grandes retos a los que me he enfrentado y a los seguiré encarnado, porque son muchos a los tendré que retar.

El miedo siempre estará ahí, de nosotras depende cómo lo queremos usar y las consecuencias buenas o malas que pueda tener.

¿QUIÉN DIJO MIEDO?

 

Fotografía realizada por Ana Becerra

Yolanda Moreno
yoliarriate@yahoo.es
No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies