Daniel Blanco y los pecados de verano

Los pecados del verano

Daniel Blanco y los pecados de verano

Los pecados del verano

 
Con la llegada del verano os proponemos una vuelta por la playa, de la mano de un libro, que nos lleva a un tiempo pasado en el que disfrutar de algo tan simple como tomar el sol no era cuestión fácil, sobre todo para las mujeres. Nos situamos en la España de 1951. El país se ahoga en una árida y calurosa primavera, como nuestra protagonista, una Señora aun joven, asfixiada por la moral de aquella Nuestra Nación, y que se verá inesperadamente tentada por esos aires de libertad que traían los primeros turistas, mientras los guardianes de la moral, trataban de poner freno a “Los pecados de verano”. Ese es el título y esa es la historia que firma el onubense Daniel Blanco y que publica Ediciones B.
En su primera novela para adultos, después de la premiada novela juvenil, “El secreto del amor”, Daniel Blanco aborda una historia con una base real: el primer Congreso Nacional de Moralidad en Playas y Piscinas, que se celebró en Valencia allá por 1951. Un encuentro donde no faltó el clero, y donde se dictaron normas que hoy nos dejarían boquiabiertos, entre ridículas y desorbitadas, como la idea de poner multas a los indecorosos de hasta 40.000 pesetas de la época.
La novela divide su acción en dos partes muy definidas por sus escenarios: el pueblo y la playa ( la tercera parte corresponde a “la vuelta”, el regreso a casa) Y vamos a ver el contraste de esos dos mundos que chocan ante la mirada de la protagonista, la Señora. Asi, en el pueblo la vemos despótica, endurecida por la vida, hastiada y asfixiada, odiando a todos, mientras que en la playa se suaviza y hasta lleva a cabo su pequeña rebelión.
El ambiente del pueblo, como el de la playa, está minuciosa y ricamente descrito y dibujado, con un estilo narrativo donde no falta el humor y donde vemos como Consuelo, la Señora, es víctima y verdugo. Una niña que sufrió humillaciones y privaciones y que, ya bien situada por una matrimonio de conveniencia, es incapaz de empatizar con nadie, ni siquiera con su madre, a la que culpa de su destino, ni tampoco con sus hijos, unos “pobres gorditos” que mendigan su amor. El vínculo materno-filial se muestra en cambio entre la Madre y la criada, Amalia, su única cómplice. Además, la vida en el pueblo y en esa casa-mausoleo, está perfectamente descrita en cada detalle cotidiano, desde las comidas a los pañitos de croché que la Madre teje para toda la calle, asi como en expresiones del habla coloquial (“dejarme”, “esperarse”, “meteros” )
Frente a ese ambiente represivo de novenas, directores espirituales y rogativas para la lluvia bastante amañadas, surge de pronto la playa, con el aire fresco, la luz, la sensualidad.. Todo eso es lo que descubre la Señora cuando toda la familia marcha a acompañar al Marido a ese congreso censor
La novela pone el foco en la represión con la que vivían las mujeres, mientras los hombres se desfogaban con las queridas (en algunas casas muy bien aceptadas por las señoras) y acudiendo como mirones a ver a esas bañistas extranjeras que tanto reprobaban.. y todos miebntras soñaban con Gilda y esa leyenda de su desnudo integral.
Y frente al Marido, queriendo hipocritamente poner freno a la libertad, tenemos a la Señora viviendo su propia revolución interior, protagonizada por un simbólico bikini rojo, con doble carga explosiva: por bikini..y por rojo
“Los pecados del verano” es una divertida mirada a aquella España que no pudo reprimir la libertad que llegaba de fuera, ni que tampoco quiso perderse aquellas divisas. Entre moralidad y negocio, entre salvaguardar el nacional-catolicismo y enriquecerse con el boom turísico, pudo más lo segundo. Afortunadamente.
Hoy todo eso ya es pasado… o eso esperamos, aunque en otras costas no tan lejanas las mujeres sigan igual y hasta mucho peor.

 

 

[author] [author_image timthumb=’on’]http://i.picasion.com/pic79/7e6d8fedd50767b4ac4929b1771a9cf5.gif[/author_image] [author_info]A Viky Román le decimos Vickypedia, porque lo sabe todo además de ser una de las mejores periodista especializada en cultura que podríamos tener en Mujeres valientes. [/author_info] [/author]

Viky Román
Viky Román
mvroman@rtva.es
No hay comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies