Concierto para Sofonisba

Sofonisba Anguissola

Concierto para Sofonisba

Lucia, Minerva y Europa Anguissola jugando ajedrez, 1555, Muzeum Narodowe (Museo Nacional), Poznan, Polonia.

 

Se trata de una veneración a la gran pintora cremonesa por parte de la escultora, paisana suya, Gabriella Benedini, que explica: “He pensado rendirle un homenaje a Sofonisba Anguissola después de haber buscado su tumba en la iglesia de San Giorgio dei Genovesi en Palermo; en aquella iglesia semiobscura me he arrodillado en meditación reflexionando sobre los numerosos capítulos de su vida y de su admiradísima arte”.

Pero ¿quién era Sofonisba Aguissola, la musa inspiradora de esta exposición?

Fue una de las primeras exponentes femeninas de la pintura europea, y si bien su fama no alcanzó el nivel obtenido por otras pintoras incluidas en la historia del Arte como Artemisia Gentileschi, Rosalba Carriera o Angelika Kauffmann –de las que ya nos ocuparemos a su debido momento-, Sofonisba representó la pintura italiana renacentista en femenino. La pintora lombarda (Cremona, 1530 – Palermo, 1626) sobrepuso a las enseñanzas de sus maestros cremoneses, las equilibradas sugestiones de Correggio, de Rafael y de los maestros españoles. Se demostró una sensible y refinada retratista, como se puede admirar en las obras actualmente visibles en la Galería Borghese de Roma, en la Pinacoteca de Brescia y en algunas colecciones privadas.

Alumna del pintor lombardo Bernardino Campi así como de Bernardino Gatti, se hizo inmediatamente celebérrima. A través de la educación ecléctica de Campi, Sofonisba captó sobriamente el influjo de la escuela de Rafael y de Parmigianino mientras con la enseñanza de Gatti el arte de Correggio. ¿Su obra? Pintó principalmente retratos de sólida composición y considerable espontaneidad, adaptándose a la preponderante escuela véneta junto con las resonancias de los mayores maestros emilianos y españoles. Cabe recordar que se deleitaron con el arte pictórico también sus hermanas con los bellos nombres de Lucía, Elena, Minerva y Ana María.

Dada su competencia en ámbito literario y musical, Sofonisba participaba en el ambiente artístico de las cortes italianas manteniendo una asidua correspondencia con los artistas más destacados de su época. Gracias a Miguel Ángel, que sostenía que la joven poseía talento, fue citada en las ‘Vidas’ de Giorgio Vasari del siglo XVI (las biografías de los excelentes pintores, escultores y arquitectos).

Felipe II

Retrato de Felipe II, atribuido a Sánchez Coello y se asigna su autoría a Sofonisba.

En 1559 Sofonisba entra en la corte de Felipe II de España, como dama de corte de la reina, convirtiéndose en la retratista de la familia real hasta la muerte de su protectora en 1568.

En 1573 se casa con el noble siciliano Fabrizio Moncada y se traslada a Sicilia al palacio de los Moncada en Paternó. Tras la muerte de su marido, Sofonisba abandona la isla con destino a Génova, mas una parada provisional en Livorno, le brinda la ocasión para conocer a su segundo esposo, el noble genovés Orazio Lomellini.

Vuelve con su nuevo marido a Palermo, donde mantenía algunas propiedades, continuando con la pintura a pesar de una grave pérdida de la vista que, finalmente, le impediría seguir practicando su arte preferido. Esto ocurrió no antes de haber alcanzado una grandísima notoriedad, hasta tal punto que el maestro Antoon van Dyck, su sucesor como retratista oficial de la corte española declarara toda su admiración por el arte de Anguissola, con la que tuvo un encuentro en los últimos años de vida de la pintora en Palermo en 1624, una ocasión que aprovecha para realizar su retrato.

Sofonisba, la artista italiana que abrazó la cultura europea, dejó de existir un año después en Palermo y reposa en paz en la capital siciliana.

Otro factor fundamental para concebir la idea de la exposición ha sido tender un puente entre la figura de Sofonisba con el lugar que la vio nacer y que ahora la acoge, Cremona, ciudad de la música y de la violinería, y el Museo del Violín, templo de aquel saber de música, sonido y violines, confirmado ya patrimonio inmaterial de la humanidad.

Este vínculo, entre arte y música, entre el homenaje a una pintora cremonesa del pasado y a la creatividad, a la sabiduría, a la manualidad y a la hábil precisión de los violineros de su ciudad, ha sugerido a la escultora Benedini esta exposición de lo más singular: desde hace tiempo sus esculturas delinean metafóricamente la forma de instrumentos musicales, como las famosas ‘Arpas’.

En las obras de Benedini existe un sonido ausente, potencialmente evocado, y por eso, mucho más sugestivo. La artista desde hace un ventenio sigue multiplicando sus singulares instrumentos musicales, como los expuestos en esta cita de diferente tipología: las esculturas de la serie ‘Mousiké’, las grandes ‘Puertas del cielo’, ‘Cien libros de artista’ colocados en atriles y, cómo no, sus famosas ‘Arpas’ además de cinco altas velas de vetroresina blanca presentadas como a punto de hincharse de viento para zarpar hacia tierras remotas.

Benedini logra instaurar un diálogo, a distancia de 500 años, con la artista Sofonisba Anguissola, antigua y excelente creadora. Y la sede no podía ser más apropiada: donde el antiguo arte de la violinería, un saber artesano y artístico, modela la materia, creando instrumentos que suenan con notas sublimes de la música expresando una auténtica belleza… pero lo más emocionante es que la conversación se entable entre dos mujeres tan lejanas en el tiempo y tan cercanas en su creatividad.

El homenaje de una mujer escultora, Gabriella Benedini, a otra mujer pintora, Sofonisba Anguissola

Museo del Violín – CREMONA (del 9 de abril al 5 de junio 2016)

 

[author] [author_image timthumb=’on’]http://i.picasion.com/pic81/7d35f3f90d10777ad25bf926e725cdd2.gif[/author_image] [author_info]La periodista sevillana afincada en Italia, Carmen del Vando, está especializada en arte y ha ejercido como corresponsal de Canal Sur Radio en Roma. Premio «Villa Véneta» convierte sus crónicas en una verdadera obra de arte.[/author_info] [/author]

 

 

Mujeres Valientes
Mujeres Valientes
info@mujeresvalientes.es
No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies