Balance de siete años como expatriada… ¡El tiempo pasa volando!

Balance de siete años como expatriada… ¡El tiempo pasa volando!. Mujeres Valientes

Balance de siete años como expatriada… ¡El tiempo pasa volando!

¡Qué rápido pasa el tiempo! Parece que fue ayer cuando preparamos nuestras cuatro maletas y pusimos rumbo a Sudáfrica, ¡y ya hace siete años!

 

Cuántas experiencias increíbles, cuántos sitios maravillosos y cuánta gente bonita se ha cruzado en mi camino estos últimos años

 

Muchas veces, cuando estoy en España de vacaciones, hay gente que me dice: “¡qué pena que estéis tan lejos! Seguro que pronto podéis volver”. Pero, sinceramente, yo no creo que volvamos, al menos en un futuro cercano.

Es cierto que la vida da muchas vueltas, pero yo creo que aquí, en Londres, nos vamos a quedar bastante tiempo, quizás más del que imaginamos.

Las razones son sencillas: tenemos trabajo, mis hijas están recibiendo una buena educación, y somos felices los cuatro. No necesito nada más. Bueno, en realidad sí necesito, pero con lo que tengo me conformo.

De todas formas, pienso que nunca se pueden hacer afirmaciones rotundas. La vida me ha enseñado que, cuando menos te lo esperas, tu mundo cambia por completo, te sacude de los pies a la cabeza, y de repente tienes que adaptarte a situaciones que nunca hubieras imaginado.

 

Así que, voy a vivir el momento, y a hacer planes a corto-medio plazo y, lo que tenga que ser, será

 

Ahora mismo vivo en Londres, una ciudad que me fascina en muchos sentidos y en la que realmente me siento cómoda. Aunque todo el mundo sabe que sigo sin adaptarme a su clima invernal. Y digo invernal porque para mí el invierno en Londres comienza en octubre y no termina hasta mayo, ¡qué frío tan impresionante! Además, en estas fechas a las 4 de la tarde ya es de noche y, claro, cuando son las 6 de la tarde no sabes si merendar, cenar, tomarte un té o una cerveza.

Al final, acabas adaptándote al ritmo que te marca la ciudad: madrugones tremendos, comida rápida en el trabajo y tempranito a la cama.

 

Balance de siete años como expatriada… ¡AÑOS LLENOS DE SORPRESAS!

 

Sin embargo, cuando llega el fin de semana, quedas con algunos amigos españoles y vuelves a los horarios de siempre, a las largas sobremesas y a esas conversaciones en las que se arregla la política de España, el Brexit, ¡y todos los problemas del mundo!

Los que me conocéis sabéis que no miento cuando digo que echo mucho de menos a mi familia, a mis amigos y a mi querida Andalucía.

Pero tengo que confesar que cada vez me siento más parte de esta increíble ciudad, que me tiene enamorada con sus museos, sus musicales, sus parques, sus miles de actividades, sus restaurantes internacionales y su ritmo frenético.

 

Poco a poco voy descubriendo un Londres que me fascina y que me hace pensar que, aunque el invierno es muy duro, ¡aquí no se vive tan mal!

 

Echando la mirada atrás recuerdo cuando llegamos, hace cuatro años, y todo nos llamaba la atención: sus casas victorianas, sus calles sombrías, sus parques inmensos… Pero creo que con lo que más he disfrutado ha sido con los musicales que he visto, o tal vez con los paseos por los parques junto a los ciervos, o quizás con las visitas de nuestro querido Rocco (el zorrito que venía a vernos a casa), o viendo el entusiasmo de mi hija pequeña dándole de comer a las ardillas y jugando con los cisnes…

En Londres siempre hay algo interesante que hacer, siempre hay un sitio nuevo que descubrir, y siempre tienes la oportunidad de conocer a personas increíbles procedentes de todas partes del mundo.

 

Sin duda es una ciudad cosmopolita e internacional, que tiene mucho que ofrecer

 

Sin embargo, ¿sabéis qué es lo que más me gusta de aquí? Lo cerquita que está de España

Tan cerca, tan cerca que me ha permitido estar con mi familia en momentos importantes. Tan cerca, tan cerca que a menudo me encuentro a españoles haciendo turismo en esta ciudad. Tan cerca, tan cerca que de vez en cuando tengo la suerte de recibir visitas inesperadas, como la vez que un grupo de amigos se presentaron aquí por sorpresa, se pusieron un “christmas jumper” y nos hicieron reír sin parar en un momento realmente triste.

 

Sin duda, lo mejor que me ha dado mi vida como expatriada es saber valorar lo que tengo

 

Creo que soy muy afortunada por estar siempre tan bien rodeada de familiares y amigos. Aquí tengo un apoyo incondicional con mis ángeles de la guarda (Paqui, Anusca, María F. y María S.) y otras buenas amigas que siempre están conmigo cuando lo necesito, ¡no sé qué haría sin ellas!

Y en España tengo a mi familia y a mis amigos de toda la vida, con los que estoy deseando volver a reunirme. Ya queda menos… Cada vez que voy saboreo cada minuto que paso en mi bendita tierra. Cada conversación, cada paseo, cada abrazo tienen para mi un valor incalculable.

 

Por eso, hoy quiero brindar por los de aquí, por los de allí, por los que ya no están, ¡y por todos los que están por llegar! ¡Cheers!

Diana Granada
Diana Granada
dianagran1@hotmail.com
2 Comentarios
  • fmarcoj@hotmail.com
    Escrito 15:26h, 22 noviembre Responder

    Me siento identificada contigo, También he tenido suerte de poder encontrarme gente maravillosa a mi alrededor, entre ellas tú .

    • Mujeres Valientes
      Mujeres Valientes
      Escrito 10:59h, 02 diciembre Responder

      Muchísimas gracias! Doy gracias de tener cerquita a personas como tú, no sé qué haría sin ti!… Diana.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies