Yo misma lo había sembrado

Yo misma lo he sembrado

Yo misma lo había sembrado

Siendo educadora infantil en origen y de padres y docentes a día de hoy, teniendo en mi haber conocimientos de psicología, desarrollo evolutivo, sociología, pedagogía, pediatría, neurociencia y “emocionología”, resulta raro que aún acabe recogiendo cosechas que no pretendía,  esperaba ni era consciente, por supuesto, de haber estado sembrando.

Eres MUJER, vale, te formas como MAESTRA, genial, y decides ser MADRE. ¿Dónde  empieza la siembra?, ¿En qué momento he ido plantando esas semillas que no darían el fruto que yo esperaba?… o, quizá, la pregunta más acertada sea:

¿En qué momento SOMOS CONSCIENTES Y SABEMOS qué frutos vamos a querer recoger a posteriori para ir organizando acertadamente la selección de la semilla?

Yo no lo supe.Supongo que como tú.

Yo planté lo que fui teniendo o lo que necesitaba en cada momento como si la recogida fuese inminente, yo planté sin saber que estaba plantado y sin saber lo que plantaba.

Y además lo regué (pero no con mimo, espero).

Llegó un momento en que, ya formada como entrenadora de padres en Educación Respetuosa, tuve las claves de todo, la verdad absoluta que tan fea me parecía y tanto daño me hizo conocer, pero que aclaró dudas básicas y, por fin, despejó ese cielo de incertidumbres que se fueron presentando cuando mis hijos mostraban gestos, actitudes y sentimientos que NO LES HACÍAN FELICES. Por supuesto a mí tampoco.

¿Te has planteado alguna vez, parada, conscientemente, cuál es tu estilo educativo?

Ese estilo que queda definido por lo que haces, cómo lo haces, con qué fin lo haces y, sobre todo, con lo que generas en los demás cuando lo haces.

Si lees te puedes volver loca. Mucha información y teorías a veces tampoco ayudan.

“Haz así… haz asá… dile esto… pregúntale lo otro… no dejes que… guíate por… marca límites… no flaquees… respeta su ritmo… cógele… no le cojas… colecha… dale independencia…”

Ufff… loca.

Porque el proceso de siembra-cosecha no acaba nunca

Ese hijo que te llega a hacer espejo mostrando la cosecha de lo que has sembrado te está ayudando más que nadie y que ningún libro. ¿En qué momento evolutivo el ser humano decidió dejar de dar importancia a la esencia del ser y a la conexión emocional?

En el instante en que hayas podido ver dentro de ti, te hayas encontrado, reconocido y ACEPTADO (y contigo a tu recorrido y decisiones tomadas, por supuesto) será el momento en que entiendas y asumas la responsabilidad de lo que HAS SEMBRADO hasta ahí.

Que no es más que TU EJEMPLO.

Tus palabras, tus actos y la coherencia o incoherencia entre ellos, han sido las semillas que has plantado: el EJEMPLO que has dado y que tus hijos han recibido.

Ahora, cuando ya te ves y les ves a ellos, recapacitas en calma y seleccionas con mucha atención lo que vas a seguir sembrando a partir de aquí… Porque el proceso de siembra-cosecha no acaba nunca ¿lo sabías? Eso es lo bueno, que nunca es tarde, ni para echar semilla ni para seleccionar una nueva que nos aporte lo que nos falta.

¿Eres demasiado firme o demasiado amable? ¿Quizá estás bailando de un estilo a otro según la circunstancia y, sobre todo, tu estado de ánimo?

Yo ahora soy firme y amable al mismo tiempo y en todas las situaciones. El equilibrio soñado. Y el fruto más rico que estamos recogiendo y saboreando es la CONEXIÓN EMOCIONAL, esa que hace de una familia una “familia sana”, que se  muestra unida y en pro de resolver en positivo los retos que surgen de la convivencia.

Te invito: párate a ver y a sentir qué estás sembrando.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://i.picasion.com/pic85/5e1425343fc7773e825b5dab0a5aead3.gif[/author_image] [author_info]Virginia García es Educadora Infantil, Parent coach y Fundadora de “Contigo Desenredo”[/author_info] [/author]

Virginia Garcia
Virginia Garcia
contigodesenredo@gmail.com
No hay comentarios

Escribe un comentario

#Síguenos en Instagram

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies