Desaprender para aprender… ¡a los cincuenta!

Desaprender para aprender... a los cincuenta. Mª José Andrade. Mujeres Valientes

Desaprender para aprender… ¡a los cincuenta!

No hace mucho el gran periodista de Diario de Sevilla, Paco Correal (Paquiño) me realizaba una entrevista en la que conseguía que abriera mi corazón, como decimos en el Sur, en canal.

Aún no entiendo qué interés puedo tener yo a los demás a excepción de que soy la fundadora y directora de Mujeres Valientes y aunque me preguntó por cómo se fraguó esta página, el sentido y el por qué, conforme avanzaba me iba dando cuenta en mis respuestas de ¡cuánto había vivido!.

Sí, he vivido mucho y no hay nada que quiera dejar atrás, nada que hubiera hecho a destiempo y nada que no repitiera a pesar de que, en ese momento, hubiera sufrido una barbaridad.

También me he dado cuenta de que he tenido que desaprender… ¡Sí, lo estás leyendo bien!. He desaprendido porque cuando pensé que lo sabía todo resulta que no sabía nada. Que todo lo que yo pensaba que estaba establecido, que era la verdad absoluta y que me hallaba en la posesión de razón, la vida me había dado un vuelco, se me había puesto del revés y tenía que empezar de nuevo.

Empezar de nuevo… ¿Cuántas veces he tenido que comenzar? Tantas como años tengo. Tantas como que cada vez que irrumpía una “mosca volando” (como yo digo) en mi campo de visión, se descomponía el puzle y tenía que empezar de nuevo a ajustar todas las piezas de mi vida.

Esta entrevista ha servido para más de lo que pensaba y es que he descubierto que cuando todo estaba hecho había que volverlo a hacer.

Aprender, aprender y aprender. Aprender de los errores. Aprender de los amigos. Aprender de las experiencias. Aprender de las cosas malas. Aprender de las cosas buenas. Aprender de lo que ha venido. Aprender de lo que está por venir. Aprender de la gente más joven. Aprender de los mayores. Aprender de mi hijo. Aprender de mi pareja. Aprender de mis compañeros.  Aprender de mis amigos… y de mis enemigos. Aprender de la gente buena…

Siempre he dicho que no me arrepiento de nada porque no tiene sentido mirar a un pasado que se quedó atrás pero sí he aprendido de las lecciones que dan las decisiones que he tomado, las cosas que he hecho y los errores cometidos.

Por eso y por mucho más te recomiendo echar la vista atrás y hacer un recuento de todo lo que pensabas que era correcto y te darás cuenta de que nada está escrito y que hay que volverlo a escribir para volver a aprender.

Fotografía de Juan Carlos Vázquez. Diario de Sevilla

 

 

Mj. Andrade
María José Andrade Alonso
marandalo67@gmail.com
No hay comentarios

Escribe un comentario

#Síguenos en Instagram

Uso de cookies

Mujeres Valientes utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies